Mi Amor es mayor que todos los placeres. Hablo para el hombre corrompido del mundo actual, que cree que su plenitud la encuentra en el sexo.

22-07-2012 Jesús:

http://vdcj.org/wp-content/uploads/2016/08/El_Triunfo_De_La_Inmaculada_Tomo_2.pdf

Tú estás haciendo oración ahora. ¿Para qué madruga la gente un domingo, hija?

(Oía pasar gente con bicis, gente haciendo footing y gente andando).

Para hacer deporte. Madrugan para hacer deporte. ¿Cuántos lo harán para referirse a su Dios? ¿Cuántos lo harán para ir corriendo a saludar a su Dios y a ofrecerle lo mejor del día? ¿Cuántos podrán dedicar unos minutos o aun un rato largo a hablar con su Dios al iniciar el día? El Triunfo de la Inmaculada | Tomo 2 563 ¡Pero luego quieren las mieles que se derivan de su unión con Dios…! Son unos caraduras. No es a caraduras a quienes Yo me revelo. Yo me revelo a los sencillos.973 Si tú no estás dispuesto a darme nada, hijo mío, tú nunca podrás encontrarme. No podrás encontrarme en esta unión mística de tu alma con mi Alma. La anhelas, la quieres, la desearías para ti… pero no estás dispuesto a sacrificar un ápice de tu ser, ni a ceder, desprendiéndote de tu egoísmo. Sólo piensas en gozar, hijo. En gozar materialmente, físicamente y espiritualmente. No hay gozo sin sacrificio. Esto lo entiendes muy bien a la hora de gozar de un cuerpo físico en estado saludable.

Todos los beneficios que te plantea el tenerlo, te hacen capaz de todos los mayores sacrificios físicos para lograrlo. ¿Por qué? Porque, donde está tu tesoro, ahí también está tu corazón.974 Y quien tenga entendimiento para entender, que entienda.975 En el fondo piensan que Dios es un Dios sin seso, al que ellos superan en inteligencia. Piensan que Dios siempre se podrá plegar a sus caprichos y siempre le podrán manejar. ¡Oh, pobres…! Qué poco respeto a su Creador. Ante Él toda rodilla se doble.976 Ante el Nombre sobre todo Nombre. Es el Primero en tu vida.977 Él el Origen de todo. Piensan que, como Dios no les aniquila por su comportamiento culpable, al final de sus días, podrán burlarle.

¡Oh, necios! Que se creen más sabios que Dios. (Sigue pasando gente, por debajo de mi balcón hoy, domingo por la mañana, que van a hacer deporte a primera hora. Sus conversaciones versan sobre la salud, la forma física, el dinero…) ¿Has visto los dioses de hoy, los nuevos dioses de hoy? Esos tienen en el alma de la gente el puesto que me debería corresponder a Mí. Ellos entran en el alma, y salgo Yo. Ellos me desbancan en su vida. Porque tienen posibilidad de elegirme como Rey o destronarme, poniendo a otros como rey. La mayoría elige lo segundo. Mas leerán este libro y pensarán que se puede tener a los dos: a Dios y al dinero en tu corazón. No. O Dios, o el dinero.978 El uno le quita el puesto al otro. Dime, ¿para qué madrugas, hermano? Estas serán sus conversaciones y lo que ellos experimentan como estar bien: – “Me encuentro bien físicamente, he adelgazado y he practicado el sexo”. Jesús, esto no puede salir así en el Libro. Te hablo con lenguaje coloquial. Es lo que tú sueles oír por ahí. Es lo que dicen, sin ningún pudor, tus contemporáneos. Esto son los hombres.

973 Cfr. Mt 11,25 974 Cfr. Mt 6,21. 975 Cfr. Mc 4,23; Ap 3,22. 976 Cfr. Flp 2,10; Is 45,23. 977 Cfr. Ap 1,18. 978 Cfr. Mt 6,24. Mensajes a la Humanidad | http://www.vdcj.org 564

Las mujeres, dirán: – “Estoy feliz y relajada, sin niños y sin trabajo, con “tiempo para mí”. Ah, ¡uy! Esto lo he dicho yo. Porque eres mujer, y mujer de tu tiempo. – “He ido a la peluquería y me he apuntado a un gimnasio” Ese es vuestro concepto de “estar bien” en un mundo de hoy. Qué pocos dirán: – “Estoy en amistad con Dios. Me he encontrado con Él”. – “He podido dedicar mucho tiempo para rezar”. – “Estoy feliz, porque he vuelto a los Sacramentos”. – “Sé que Dios me ama. Me he encontrado con el Amor de Dios”. – “Dedico todo el tiempo que puedo a Dios”. Así se harían bellos. Porque no hay nada más bello que un alma en amistad con Dios. Nada más hermoso que una persona inundada de Su Amor. Eso se trasluce hasta el exterior. ¿Quieres atraer a los hombres? ¿Que los hombres te amen? Ámame, y te haré ser amable. ¿Quieres estar pleno, estar lleno de dicha? Ámame, y Yo te daré la plenitud que te falta.

Mi Amor es mayor que todos los placeres. Hablo para el hombre corrompido del mundo actual, que cree que su plenitud la encuentra en el sexo. Mi Amor no tiene nada que ver con eso, pero supera eso en el anhelo del hombre. Esas palabras están siempre en su boca y, lo que es peor y más, en sus pensamientos y en sus aspiraciones. Aun de las personas célibes. Se les presentan siempre a su mente como plenitud de dicha. Como finalidad de su vida. Como algo a lo que han renunciado, y por eso están cercenados. No conocen el Amor de Dios. Siempre pensando en todo lo que han renunciado. La tentación, eleva el sexo a la categoría de Dios. Mi Amor es más que todos los billetes, que todos los dineros. ¿Eso lo entiendes mejor? El sexo, el dinero, el placer, el bienestar físico… permanecen hoy día erigidos en pedestales dentro del corazón humano, habiendo abandonado a Dios. Habiendo destronado a Dios del centro de tu vida. Mi Amor es más que todos los “Spas” del mundo y que todos los balnearios. Mi Amor es más que conseguir ese cuerpo perfecto a base de sacrificios y de negaciones a Dios y a la Gracia. A base de pecados, creéis que podéis construir vuestra plenitud. Nadando en el pecado, la buscáis. Incluso me buscáis a Mí. ¿Pensáis que podéis encontrarme? Amados, ¿es que el hombre tiene que renunciar a todo eso? Amados, es que en Mí encontrarías todo eso centuplicado. Mi Amor es mucho más que todo eso. Teniéndolo, no añoraríais nada de eso, no lo buscaríais en búsqueda ansiosa. El Triunfo de la Inmaculada | Tomo 2 565 Amadme, y mi Gozo, el que Yo os daré, será mayor que todos los placeres de la carne, será mayor que todos los prestigios sociales, será mayor que toda vuestra plenitud humana, conseguida con vuestro esfuerzo. Mi Gozo. Yo os dono mi Gozo. ¿Cuántos lo queréis recibir? Jesús, al hablar de esto has bajado a nuestra realidad asquerosa. Me asquea el pecado y os pido renunciar a él. Pero para salvaros, no me importa meter mi mano en el fango en el que estáis. A veces, es el único remedio. Yo no me mancho. Manchados estáis vosotros. Yo os limpio con mi Fuerza. Con mi Agua. Es a modo de una manguera con una fuerte presión lo que necesitáis vosotros para limpiaros del pecado y de las equivocaciones en las que nadáis. Se os han incrustado fuertemente a vuestro cuerpo. Yo redimo el cuerpo. Vosotros, en la Resurrección, resucitaréis con vuestro cuerpo. Vuestro cuerpo hay que limpiarlo. Es hedor lo que produce. Quiero unos cuerpos santos. Al igual que vuestra alma.

No se puede tener un alma limpia en un cuerpo manchado. A veces procuráis un aspecto muy arreglado y vuestras almas hieden de putrefacción. Buscáis la plenitud corporal. Eso lo consideráis como un “estar bien”. ¡Qué poco os preocupáis por vuestra alma! En la vida futura, cuerpo y alma irán al unísono. No habrá esta posible dualidad que se os presenta ahora: santas y limpias apariencias, y almas podridas. Si vuestra alma está podrida, se pudrirá con vuestro cuerpo en la eternidad. Querríais ver las bellezas actuales, mas llenas de podredumbre interna, cómo se pudren con sus cuerpos eternamente. La fealdad corporal, la monstruosidad. Aquella parte de su cuerpo con la que más haya pecado o más objeto de pecado haya sido para otros, más monstruosa se presentará para otros también por toda la eternidad. Los domingos a Misa la gente viene más arreglada que nunca. Yo, lo que contemplo es puros muertos vivientes, que se dirigen al altar del sacrificio. Condenación que acarrean más y más profunda sobre sí mismos al comulgar así, en pecado. Infierno más profundo para esa alma. Los demonios, a su alrededor, hacen fiesta al comulgar. Porque todo el infierno se regocija en ellos. Los que lean este Libro, entenderán. ¡Al menos ésos! Ayúdame a salvar al menos esta porcioncita de gente elegida.

Ayúdame a salvar al menos un pequeño Resto. (La basura de casa huele mal, porque es verano. Ha entrado una mosca verde, y ha puesto unas larvas en una cortina. Y todo me recuerda a la descomposición). Peor que eso. Peor que ese hedor, es un alma en pecado. De más gusanos y larvas se llena su cuerpo. Y vivo. Por toda la eternidad. Eternamente. ¡Jesús mío!, ¡que no se condenen las almas!, ¡que no nos condenemos! ¿Qué estaríais dispuestos a dar para que así no fuera? Es un Llamamiento a las Almas-Víctima. ¿Qué estaríais dispuestos a dar para salvar, cuantas más almas se pueda de esta condenación, y condenación eterna? Mensajes a la Humanidad | http://www.vdcj.org 566 Puedes irte en paz. Te bendigo, en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s