Hijos, que doloroso es para Mi tener que decir esto, Yo quisiera traeros mensajes de gozo y alegría, pero debo advertiros que va a suceder algo muy doloroso en Mi Santa Madre Iglesia. Rezad más que nunca por Mi Papa y por quienes le son fieles

SÁBADO, 15 DE SEPTIEMBRE DE 2007  DADME DE BEBER.

Dictado del 15-9-07

Hijos Míos, hoy os quiero advertir de algo muy fuerte que va a suceder, No tenéis que temer nada si vivís unidos a Mi, pero os quiero advertir porque os amo y se que vosotros, también Me amáis.

Yo, Jesús, el Salvador, siempre quiero salvar a quien Me ama, porque quien no Me ama no se deja salvar, no es que Yo no quiera salvarlo, es que él o ella, no se dejan.

Mi Madre lo es también de toda la Humanidad, pero aquellos hijos que se acogen a Ella, encuentran su protección. Los que no quieren saber nada y la ignoran, incluso se mofan, Ella no puede ayudarlos porque le cierran todas las puertas.

Quiero advertiros de que eventos muy dolorosos van a suceder, pero no os doy fechas, solo deseo que viváis como si fueran a suceder al otro día; a la expectativa, vigilantes y sobre todo, en estrecha unión Conmigo, es decir, limpiad vuestras almas y hacedlo con esmero.

Hijos, que doloroso es para Mi tener que decir esto, Yo quisiera traeros mensajes de gozo y alegría, pero debo advertiros que va a suceder algo muy doloroso en Mi Santa Madre Iglesia. Rezad más que nunca por Mi Papa y por quienes le son fieles, porque la barca de San Pedro, va a tener una fuerte sacudida.

No Me quedaré dormido como Me quedé aquel día de tempestad cuando la barca zozobraba y, Mis apóstoles Me gritaban ¡sálvanos, que perecemos! (MT 8,25) Hoy también van a lanzarme ese grito angustioso, pero Yo, no estaré dormido, Yo vigilo y velo por los Míos y nadie Me va a vencer, aunque parezca que si, no será así. Nosotros la Santísima Trinidad, Mi Santa Madre, Mis coros angélicos, Mis bienaventurados y hasta las almas del Purgatorio, estamos a la expectativa de los acontecimientos y velamos por vosotros, pequeños Míos, que Me sois fieles y no os dejaremos perecer. Mal Padre y Hermano sería Yo si Me desentendiera de Mis pequeñas almas, pero que Me aman con tanta grandeza.

Rezad y preparaos. Haced actos de fe, de amor, de esperanza, ellos os ayudaran en la dura prueba que vais a padecer. Sedme fieles sin temor alguno, Yo estoy a vuestro lado, aunque no Me veáis.

Os amo hijos Míos de Mi Divino Corazón. Mi paz y Mi amor por siempre jamás. Jesús de Nazaret.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s