Créanme, queridos hijos, que si por el temor al Castigo y al Juicio inminente de Dios, todos dejaran su vida pecaminosa

JULIÁN SOTO AYALA, “EL DISCÍPULO” / MÉXICO

SEXTO MENSAJE UNIVERSAL DE LA SANTÍSIMA VIRGEN  MARÍA
Dado al Profeta “El Discípulo”,
El 25 de Marzo de 1998 – Fiesta de La Anunciación. 

Primera Parte

Julián Soto Ayala, “El Discípulo” – Mensajes 1998

Discípulo:
La Santísima Virgen, pidió que antes de empezar la lectura de este mensaje y los que están por venir, se rece La Salve, el Memorare o Acordaos, la Oración a San Miguel Arcángel y la Oración al Espíritu Santo.

Escribe ahora, hijo Mío:

Hablar de PURIFICACIÓN (AVISO), significa hablar también de restablecer un orden moral, de una TOMA DE CONCIENCIA PARTICULAR DE LOS PECADOS que impiden que el hombre sea verdaderamente libre y santo. El Espíritu de Dios se mueve de nuevo sobre la faz de la Tierra, de la misma manera que cuando este mundo fue creado. ¡El Divino Espíritu cumplió el Plan de Dios![1]

En el orden de los acontecimientos, Mi Presencia en la Tierra da inicio al tiempo de la PURIFICACIÓN, el Fuego Divino de la Santísima Trinidad obra en los corazones dóciles. Por Gracia del Cielo, la humanidad recibe a través de los Sagrados Corazones, FUEGO DE UNCIÓN Y AMOR, CONOCIMIENTO, SABIDURÍA Y BONDAD DE DIOS.

Pedacito de Mi Corazón, este tiempo pasará, para dar paso al GRAN MILAGRO: La Señal visible y portentosa que confirmará los mensajes enviados al mundo en diferentes lugares desde 1830. La Fe infusa es el portento maravilloso que recibe la humanidad de parte de Dios, pero los hombres no buscan ya conocimiento de Dios, sino de cosas sensibles, palpables y visibles. Atraídos por lo novedoso, esperan señales milagrosas y si no las encuentran, dejan de creer en lo que creen.

¡Ay, hijos Míos!…

Discípulo:
Aquí, la Voz dulce de la Santísima Virgen, cambia de tono. Ahora Su Voz es como una queja llena de angustia:

Los hombres, no viven de acuerdo a la fe que dicen tener. ¡Pobres hijos Míos, que derrochan la Gracia, como aquel hijo que malgastó la parte de la herencia que le correspondía!… Si no hacen uso de sus talentos, aun lo poco que creen tener, les será quitado.

¿Por qué los corazones están fríos e insensibles a Mi amor de Madre? Yo Me lleno de angustia por Mis hijos ausentes, aquellos que olvidándose de que tienen Madre, corren aprisa por el camino ancho de la perdición.

Créanme, queridos hijos, que si por el temor al Castigo y al Juicio inminente de Dios, todos dejaran su vida pecaminosa, Dios, en Su infinita Misericordia, en Su Santa Bondad, no dejaría que Su creación muriese en sus pecados y rebeldías. Más aún, queridos hijos, si un solo justo suplicara con vehemencia y tratara con Dios de este asunto, como lo trataron Abraham, Moisés y algunos profetas, ciertamente que Él, en Su infinita Bondad y Prudencia, daría al mundo la Paz de Su Justicia y Su Amor, en vez de calamidades y guerras.

Amados hijos, no adoren lo que no conozcan, ADOREN A DIOS EN ESPÍRITU Y EN VERDAD, pidan al Padre espíritu de adoración y alabanza. Ustedes piden Espíritu Santo, y el Espíritu Santo viene, porque el que pide, recibe. Ustedes buscan la vida eterna, y la Verdadera Vida en Dios la encuentran en Mi Hijo Jesucristo, porque el que busca, encuentra; pero no pueden seguir a Mi Hijo cargando la Cruz por falta de decisión. ¿Por qué os desanimáis ante prohibiciones, críticas y calumnias? Ustedes tocan puertas equivocadas y se sientan a esperar a que les abran y les reciban con toda clase de atenciones y halagos. Porque al que toca la puerta, se le abre, y aquél que no esté dispuesto a abrir la puerta de su corazón, seguirá en tinieblas, porque tiene temor a la Luz: MI HIJO JESUCRISTO ES LA LUZ VERDADERA.

Amados hijos, el Espíritu Santo no puede habitar en los que viven en la mentira, en los que no quieren reconocer la Verdad. Ustedes no podrán encontrarse con Mi Jesús, ni cargar con su yugo, si están indecisos. OIGAN A MI HIJO, ABRAN LAS PUERTAS DE SUS CORAZONES, para que sean verdaderamente columnas del Dios Vivo, templos del Espíritu Santo y testigos de la Luz. 

Ahora, Mi pequeño pétalo de rosa, te hablaré de LA GRAN PURIFICACIÓN Y SUS EFECTOS (EL AVISO):

Dios no quiere destruir a la humanidad, la misma humanidad se autodestruye debido a que han apartado de Dios, sus vidas. ¿Querrá, acaso Dios, la muerte del pecador? El hombre muere en sus pecados, porque no cree en Aquél que Dios envió para redimirlo con Su Sangre.

Lo he dicho, Dios jamás maldecirá la Tierra a causa del hombre, ni destruirá Su creación favorecida; Él, en Su Justa Bondad, RENOVARÁ LA FAZ DE LA TIERRA con un Soplo de Su Boca, para que los muertos que dicen que viven, vivan realmente la Vida de Dios.

En la GRAN PURIFICACIÓN, Dios derramará Su Espíritu nuevamente sobre toda  carne; una Luz muy grande, de mucha fuerza espiritual, que no será visible, inundará la Tierra fecundándola y haciéndola germinar. Los judíos serán los primeros en recibir esta EFUSIÓN, porque a ellos les corresponde “la Promesa”, porque ellos y sus descendientes son los “herederos de la Promesa de Dios”. 

Ante todo esto, quiero decirte, Mi pequeño, que los judíos que no estén dispuestos a creer aun después de Signos visibles, serán borrados del Pueblo, perecerán y sus almas no serán contadas entre los elegidos.

  • LOS EFECTOS DE LA GRAN PURIFICACIÓN SERÁN CONVERSIONES EN MASA. En muchos países y en los diversos climas y situaciones, acudirán a multitudinarias confesiones. En ese tiempo, muchas Iglesias, sobre todo Católicas, estarán fuera de servicio a falta de Sacerdotes. Dios no quiere obligar a nadie, no quiere forzar la libre voluntad de Su creación, pero la Gran Purificación significa también una elección de Dios, y Él no admitirá nada impuro ante Sus Ojos.
  • La GRAN PURIFICACIÓN será un breve JUICIO EN VIDA. Un reconocimiento total de los pecados y un deseo grande de enmienda. Ahora te preguntas… ‘¿Cuánto tiempo durará?’ Te digo: el tiempo suficiente para que todo ser viviente conozca personalmente en su interior, el efecto de LA PURIFICACIÓN DE LA HUMANIDAD, por medio del ESPÍRITU SANTO. Nadie hablará entonces a los demás de este efecto interior, porque los hombres tendrán pena de proclamarlo, a causa del horror y magnitud de sus propios pecados.
  • Otro efecto será: UN DESEO GRANDE DE REPARACIÓN AL SANTÍSIMO SACRAMENTO. En el cielo se verán señales luminosas como estrellas, esferas pequeñas, rayos incandescentes y un HAZ DE LUZ DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD. Habrá variación en los climas, sobre todo, en lugares inusuales, desérticos y trópicos. También será en algunos lugares como el florecer de una gran primavera. Olores de Santidad inundarán a las almas nobles y justas. Se podrán percibir Señales Eucarísticas, sobre todo, en los lugares dedicados a la meditación, a la oración y al culto de los SAGRADOS CORAZONES. Ahora te preguntas… ‘¿Cuándo iniciará?’ Hijo Mío, ¡ya está aquí!, para el que está dispuesto a creer. Los hombres son amantes de poner fechas sobre acontecimientos. Tienden siempre a la polémica y a veces se vanaglorian de los aciertos. Todo lo cuestionan, todo lo ponen en tela de juicio pero, aun así, siento un gran amor por ellos pues son como Mis hijos pequeños, curiosos y atentos.

¡Ojalá se convencieran plenamente de Mis palabras…!

Discípulo:
Aquí, la Virgen suspira con un tierno suspiro que regocija mi corazón.

En cuanto a este tiempo te diré más, pues el tiempo se Me va como agua entre las manos, se escurre también el tiempo de LA PURIFICACIÓN. Ya te dije, Mi niño,  que no te pongas triste. ¡Alégrate! Porque en el amor perfecto hacia Dios y al prójimo, está la alegría perfecta que procede de la Santísima Trinidad.

Discípulo:
Aquí, la Santísima Virgen sonríe de manera tan hermosa, tan dulce, tan tierna; que veo Sus finísimas manos extenderse hacia mí y en uno de sus anillos, el del dedo índice de la mano izquierda, brota un fino rayo de luz dorada.

EL EFECTO DE GRACIAS QUE BROTA DE MI CORAZÓN, hará que todos Mis hijos sientan en lo más profundo de sus almas, muy dentro de sus corazones, un deseo grande de santificación. Un Baño de Luz reluciente, hermoso, los limpiará y podrán ver cada uno de sus defectos personales, sobre todo, los puntos débiles, los más vulnerables, la acción del espíritu del mal. Este resplandor bello acabará por CEGAR TOTALMENTE A SATANÁS, que impulsado por una gran ira, se lanzará sobre las almas para atormentarlas, tendrá la idea de acabar con ellas, pero Yo no se lo permitiré.

Es necesario, queridos hijos, que muchos sufran fuertes sacudidas. El Corazón Sagrado de Mi Hijo Jesucristo, será refugio y escudo  para estas almas, que a pesar de las cosas que les sucedan, se empeñarán más aún obstinadamente en permanecer viviendo vida pecaminosa. Aconsejo que entonces, se hagan ayunos, comuniones por estos hijos Míos, y hagan Mis pequeños lo que esté de su parte para que los adúlteros, los no bautizados, los sacrílegos, los que hacen el mal, tengan conocimiento de Dios, porque en el tiempo de la GRAN PURIFICACIÓN, Dios dispondrá de esos corazones para que con conocimiento de culpa, puedan enmendar su situación porque no habrá otro tiempo de purificación, hasta que se cumpla el último acontecimiento que sobrevendrá sin dilación sobre la Tierra.

Pedacito de Mi Corazón, no te aflijas por lo concerniente a Mis Mensajes, tu misión en la Tierra apenas comienza. Dedícate a la oración y no desistas ante las pruebas y las objeciones. Muchas almas de los consagrados sólo creen en la Virgen del Evangelio, la que fue llevada al Cielo, la Intermediaria entre Jesús y los hombres, la Predilecta del Padre, la Madre Espiritual de los vivientes, la Reina de la Iglesia; ante todos estos Títulos, deseo en este mensaje, que mediten las almas consagradas en estos dos Títulos, con los que los Ángeles Me honran: “Vencedora de Satanás” y “Madre del Corazón Doloroso e Inmaculado”.

Deseo que las almas consagradas hagan mucha oración y se esfuercen cada día en ser discípulos fieles de la Cruz, pues es a través de los Sacerdotes también que Dios desea derramar en el tiempo de la Purificación gracias innumerables en los corazones de los fieles. Para estas almas, el tiempo de la Purificación será una negación de sí mismo y un mayor sacrificio de amor; unidos a Jesús Eucaristía darán testimonio del cumplimiento de estos Mensajes Universales. En el tiempo de la Purificación se obrarán grandes milagros, productos de la Fe sincera de las almas que serán lavadas y renovadas en su espíritu. La sanación interior será acompañada de sanación física, y Yo curaré a los enfermos que ahora sufren con paciencia, ofreciendo el sufrimiento por La Conversión de los Pecadores, el amor que redime y santifica, entonces será el eje principal de toda vida en la Tierra.

Los que hayan solicitado el feliz patrocinio en la Tierra de San José, para sus familias, recibirán por su intercesión, del Divino Niño Jesús: unidad y amor en sus familias, abundancia de pan en sus mesas y sobre todo, paz espiritual en sus corazones. 

Yo, la Madre del Verbo Encarnado, el Divino Niño Jesús y San José, estamos vivos en la Tierra para protegerlos y bendecirlos. De nuestras constantes visitas del Cielo a la Tierra, pocos se dan cuenta y estos pocos son los encargados de transmitir a los demás los mensajes celestes. 

Viene un tiempo que por la justa Bondad y Misericordia de Dios, ya no será necesaria Nuestra Presencia en la Tierra, pues Dios mismo Reinará con Sus Ángeles junto a las almas redimidas, por medio de la Preciosa Sangre del Cordero sin mancha, Jesús, Mi Hijo amadísimo, que derramó Su Sangre Preciosa por la Redención del género humano.

En el Reino de los Sagrados Corazones, las victorias obtenidas en fe, serán llevadas por el Ángel del Señor a Su Presencia y se convertirán en méritos propios para los que leen, creen y ponen en práctica Mis Mensajes: CONOCER, TENER FE Y PRACTICAR CUANTO OS PIDE EL CIELO, ES CORONA DE GLORIA Y GRACIA ETERNA DE SALVACIÓN.

La Llama de Amor de Los Sagrados Corazones, inunda ahora a la humanidad entera; hasta los que están ciegos, podrán recibir Su CALOR DE AMOR; otra cosa será que no la acepten por miedo, conformismo, ignorancia u otra cosa.

También quiero decirles que junto con el avivamiento que traerá para la Iglesia ese tiempo de Purificación, vendrá un gran enfriamiento en la fe.

Discípulo:
¿Por qué tienen que darse al mismo tiempo estas cosas?

Queridos hijos, Yo no deseo que malinterpreten esto, sino que entiendan que esto no será para los que hayan participado de LA GRACIA DE LA PURIFICACIÓN, sino que les sucederá a aquellos que se burlan y menosprecian las Cosas Santas; a aquellos que conociendo el valor de los Sacramentos (Comunión y Reconciliación), los rechazan, tomándolos como cosas anticuadas, dignas de “beatas”.

Discípulo:
Entonces, ¿será para todos la Purificación? 

Sí, Mi niño, te repito:

LA PURIFICACIÓN ES UN MILAGRO DE FE, dado en Fe y recibido en Fe, como la de un pequeño que no pondera nada.

La mayor privación de esta Gracia, será el no aceptarla. Por consecuencia, viene una pérdida total, lo cual Me pone triste… Esto será un derroche tan grande de Gracias…

Por otra parte, la gente de la Tierra, TIENE UN VOCABULARIO HORRIBLE Y GROSERO, NO SANTIFICAN EL DOMINGO, Y NO DEJAN LA MALA COSTUMBRE DE SUS VICIOS. Todo esto, resta poder y valor a sus oraciones, sin que nadie se atreva a advertirles la gravedad de todo esto.

La fe sin oración, disminuirá gradualmente hasta desaparecer por completo. CUANDO LA FE DISMINUYE Y DESAPARECE, QUEDA A MERCED DEL DEMONIO aquella alma que no se esforzó por libre voluntad, en ser grata a los Ojos de Dios.

Así, pequeño Mío, el tiempo de la Purificación no es cosa de obligación para nadie y el espíritu del mal se complace en que todo esto resulte una utopía, algo inalcanzable e irrealizable, como un sueño o un anhelo de nobles ideales.

Pero ante todo, La Purificación, será UN HECHO REAL que, el testimonio de los que están inmersos en ella, hablará más que mil palabras.

Habrá una distorsión entre la FE VERDADERA Y LA FE POR CONVENIENCIA. Un espíritu religioso falsificará la fe, para que muchos pongan su esperanza y su confianza en cosas mágicas, con forma de amuletos, talismanes, cristales, metales y hasta diversos personajes que se presentarán a sí mismos y ante el mundo como portadores de mensajes de amor y paz para la humanidad. Muchos, los recibirán como tales, y serán seducidos hasta convertirlos en seres sin voluntad propia, enajenados y ensoberbecidos en su propio conocimiento.

  • Conviene que MIS INSTRUMENTOS SE RETIREN DEL MUNDANAL RUIDO QUE ABSORBE A LOS SENTIDOS, este feliz anonimato les traerá críticas todas negativas de los que se creen “perfectos” y “santos”.
  • Conviene que LAS ANGUSTIAS POR LAS PREOCUPACIONES MATERIALES de la vida presente, NO ENTRISTEZCAN SUS CORAZONES, que han sido escogidos como SAGRARIOS DIVINOS, de los cuales emana la fuente de Mi Amor y Mi Ternura,

Cuando el término de la Purificación llegue, inexorablemente así como se oculta el sol al terminar el día, satanás y los enemigos de la Iglesia, llenos de ira, arrasarán contra todo lo Sagrado.

MIENTRAS MENOS ALMAS REPARADORAS HAYA, MIENTRAS MENOS SACERDOTES RECEN EL ROSARIO JUNTO CON SUS FIELES, AUMENTARÁ EL NÚMERO DE SACRILEGIOS PROFANOS Y SAGRADOS EN LOS TEMPLOS CATÓLICOS. Los satánicos y la francmasonería se regocijarán, ultrajando el Cuerpo de Mi Amado Hijo Jesucristo que, indefenso de nuevo, será sometido a burlas y escarnios de los enemigos de la gracia, que aullando como hienas rabiosas, realizarán en un acto premeditado lo que desagrada a Dios, lo que atrae Su Justa Corrección sobre los hombres.

En esta Era, la apatía dominará los corazones de muchos; y en muchos lugares disminuirán las vocaciones religiosas y sacerdotales. Cuando el Primero y más Grande Mandamiento de la Ley de Dios sea ultrajado, se derrumbarán las estructuras morales y el sano juicio huirá de los hombres, quienes licenciosamente se abandonarán a sus impulsos malsanos de la sensualidad; la Tierra entera se convertirá en una gran selva, donde imperará la ley del más fuerte y la impiedad se manifestará en gran manera.

Esto, pedacito de Mi corazón, serán los efectos contrarios a la Gran Purificación, obrados por el espíritu del mal. Pero ésta es la Promesa de la Madre de ustedes, de la Madre del Alfa y la Omega: Estarán bajo Mi Manto y protegidos por Mis Ángeles, por la Santa Legión que Dios, en Su Bondad, Me otorgó para auxiliar y proteger a los hombres; serán preservados milagrosamente de cualquier mal o calamidad.

Hijitos queridos, la Gracia de Dios está quemando dulcemente las almas, con el sacrificio de las almas nobles y reparadoras, el Amor que brota de Mi Corazón Inmaculado y Doloroso, apagará totalmente el odio de las mentes y los corazones; por eso, la Purificación (AVISO) es una preparación de la humanidad para el Gran Milagro, que será a la vez una Señal visible en la Tierra y un acontecimiento espiritual que sólo lo entenderán los humildes y sencillos de corazón. Los que conocen algo de Mi Llama de Amor, pueden y deben dar a conocer este mensaje de reconciliación de amor y de perdón que procede de la Santísima Trinidad.

Dos fuegos combaten en una batalla cruenta, decisiva. La claridad recibida de Mí, los sitúa en una situación privilegiada: ¿Quieren, queridos hijitos, que la fuerza de Mi Llama de Amor quebrante el fuego infernal? Velen, pues, en oración, formen filas con San Miguel Arcángel, filas estrechamente unidas en el amor y sacrificio. Éste es tiempo en que por medio del Rosario, rezado devotamente con sinceridad de corazón, salvaré a la humanidad de grandes males. Todo aquel hijo Mío, que porte con dignidad el Escapulario del Carmelo, será protegido de innumerables peligros, en especial, de aquellos que quieren echar el alma al infierno.

Vuestra fe, sin embargo, no debe estar cifrada en estos medios de protección y de salvación, tampoco en cosas visibles, sino en el Poder de Jesús Crucificado y Resucitado, Quien Vive y Es Dios, por los siglos de los siglos.

En el tiempo de la Purificación, que ya está aquí, UN CONOCIMIENTO EXACTO DE DIOS VENDRÁ AL HOMBRE, con el DON DE LA FE INFUSA. De este acontecimiento tomará parte un gran número de ateos que abrazarán inmediatamente la Fe Católica.

¡Ay, Mi pétalo de rosa! Que esta generación no sea como aquella generación que en Jerusalén esperaban una señal para un pleno convencimiento, porque cuando sucedan estas cosas, entenderán los humildes y los sencillos que se acerca el tiempo del Gran Milagro, en que los corazones recibirán conocimiento de Dios.

  • La Purificación es un Proceso, por el cual la humanidad reconocerá sus culpas.
  • Del Cielo vendrá una LUZ DE DIOS, una INSPIRACIÓN DEL ESPÍRITU SANTO, un BAÑO SANTIFICADOR, que traerá consigo Gracias y Bendiciones del Cielo.

Yo, la Madre de vuestro Dios, soy portadora de un mensaje de purificación, el cual entrego a la humanidad por medio de Mi Corazón Doloroso e Inmaculado. La Caridad de los Santos por vosotros y Mis súplicas constantes han conmovido el Corazón de vuestro Señor y Dios. Y una REGENERACIÓN, DE CARÁCTER SOBRENATURAL, INUNDARÁ LA IGLESIA PARA PURIFICARLES DE SUS MALES ACTUALES. Si la Iglesia no se purifica de sus males, será tremendamente asolada y flagelada por satanás.

Esta generación avanzó, a grandes pasos, hacia su propia auto-demolición. La perversión, la corrupción moral y espiritual sobrepasó límites, en cuanto al tiempo de la Santa Justicia, y ahora necesita prepararse para el RETORNO TRIUNFAL DE JESÚS.

LA GRAN PURIFICACIÓN ES UN RENACER A UNA ESCALA DE VALORES MORALES Y ESPIRITUALES. Los in-conversos se verán inundados de la profusa Luz que, sobre ellos, el Espíritu Santo derramará.

Voy a extender MI MANTO DE PUREZA Y DE VIRTUD sobre las almas humildes y sacrificadas que luchan junto Conmigo y al lado de las Milicias Celestes de San Miguel Arcángel. Nadie será santo por sus propios méritos ni por sus obras humanas, sino por la Gracia de Dios, que es también un Milagro grandioso de la Eterna Bondad de la Santísima Trinidad.

Toda la humanidad está llamada a cumplir la parte que le toca hacer, dentro del Plan de Dios; la escala santa de la vida espiritual, la primera de ellas quedará visible, el tiempo que Dios considere necesario para que todos puedan entrar, (como en los días de Noé), al Arca de la Eterna Salvación que es Mi Doloroso e Inmaculado Corazón.

Así como en El Horeb, ardió la Llama inextinguible sobre el Zarzal, así el efecto de la Gracia colmará a las almas, con los actos propios de una sincera conversión.

  • A muchos de Mis queridos hijos se les otorgará, aquí en la Tierra, el tiempo exacto para purgar sus pecados, para expiar sus propias deudas ante Dios, por medio de abundantes lágrimas, muchos rezos, sacrificios y comuniones.
  • Otros, arrebatados en éxtasis místicos, contemplarán los Cielos abiertos y el Espíritu de la Revelación les instruirá en su conciencia, para que puedan guiar a muchas almas hacia los caminos de la Perfecta Vida en Dios.
  • Otros tantos, abrazarán las Obras de Misericordia como medios de expiación.
  • Otros serán constituidos, (por la Gracia del Divino Querer de Dios), como defensores y protectores de la Iglesia que sobrevivirá, en medio de llantos y tribulaciones, ante los despiadados e infames ataques de la bestia del anticristo.

Mi pequeño, escribe también de los aguerridos Mártires que completarán pronto, el número de los elegidos.

Otro de los Signos de la Purificación será la SABIDURÍA INSPIRADA, que hablará por boca de los elegidos consagrados. A ellos los tomarán por locos, poseídos y anticristianos.

En este tiempo actual, EL PODER DE PROTECCIÓN DE LAS SANTAS LLAGAS, se extenderá en gran manera para curar a los enfermos del alma, y TODO AQUEL QUE MIRE Y CONFIESE PÚBLICAMENTE, Y ADORE EL PODER DE CADA UNA DE LAS LLAGAS DE MI HIJO JESUCRISTO, recibirá en vida terrena los gozos del Cielo permitidos a los Santos.

La invocación a la protección de la DIVINA Y PRECIOSA SANGRE, sobre todo, la Sangre que brotó de la DIVINA CABEZA, serán grandes remedios para protegerse de los ataques del espíritu del mal.[2]

Esta Purificación del Cielo despertará a muchos corazones transformándolos, de insensibles en sensibles. A algunos de vosotros, Dios os concederá sentir el dolor y el abatimiento moral del Corazón de Jesús, al cual es sometido por los hombres de esta generación. Ahora, algunos comparten Mi tristeza, tristeza de Madre, que pronto les manifestará el adiós.

Si el diablo anda suelto, ¿cómo podría Yo desamparar a Mis pequeños que leen, escuchan y ponen en práctica estos mensajes?, ¿a los pequeños que creen en las Promesas de Jesús? Si de Mí dependiera, Me los llevaría a todos Conmigo al Cielo, pero Mis Ángeles cuidarán de vuestras vidas, Mis Ángeles estarán atentos a vuestros ruegos, Mis Ángeles serán vuestro escudo y protección cuando Yo sea de nuevo llevada al Seno de Abraham, de donde vendré  luego con Mi Hijo Jesucristo, para vivir  y estar junto a vosotros en el Pueblo Santo de la Promesa, en la Jerusalén Celestial, en la Ciudad de Sión,  en la gran Patria que se asemeja a un colorido jardín de fragancias hermosas, donde  el AMOR será la base y el sustento de toda vida, teniendo a DIOS como ETERNA FUENTE. Toda la Iglesia será enriquecida con innumerables dones.

En el día de La Anunciación vino la Gracia y la Luz Divina, porque MI FIAT FUE LA PUERTA DE ENTRADA A LA LUZ VERDADERA QUE ALUMBRA A TODO HOMBRE.

¡Ah, hijos Míos!, es ahora que Gabriel, (Mensajero de Dios), trae la petición de Dios a la Humanidad: ¿Queréis un Mundo Nuevo de Justicia y de Paz?

Digan Conmigo, pequeños Míos: “HE AQUÍ A LOS SIERVOS TUYOS, PADRE TODOPODEROSO, CÚMPLASE EN NOSOTROS  TU VOLUNTAD” ¡Y se obrará el Gran Milagro!

Continúa…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s