QUE VUESTRAS FAMILIAS SEAN REFLEJOS DEL AMOR DE DIOS.

QUE VUESTRAS FAMILIAS SEAN REFLEJO DEL AMOR DE DIOS.

Publicado por María Rocío.

18/03/17

Hijos de mi inmaculado corazón, no os deis por vencidos en las batallas espirituales que a cada momento emprendeis para defender la gracia de vuestras almas, no están solos, el amor de esta madre los guía y acompaña en sus luchas. El pueblo de mi hijo camina bajo el amparo del espíritu santo que es quien inspira en vosotros las virtudes de la fe, esperanza y el amor y les da la fortaleza espiritual para vencer los obstáculos del camino.

En estos tiempos de tribulación debeis cimentar el amor de Dios Padre en vuestras familias formando una fortaleza de unidad en donde no haya cabida para el pecado y sean apoyo los padres para los hijos y los hijos para los padres; recodad que la iglesia doméstica eucarística es el habitáculo del Espíritu Santo y de ahí destella el amor de Jesús para aquellos que viven sin esperanza, con resentimientos y desalentados porque sus corazones estan en rebeldía con el creador. Vosotros debeis ser reflejo del amor de Dios en vuestros hogares y con él depositar esperanza de salvación en los demás.

Padres y madres de familia, en quienes Dios Padre deposito el gran regalo de amor que son vuestros hijos, imprimid en sus corazones la búsqueda y el amor a Jesús, recordad que en algún momento les tocará luchar solos contra el mal llevando en sus corazones las armas de la verdad y la búsqueda de la santidad con las que incendiaron sus corazones en el seno familiar. Enseñad a vuestros hijos el don de la oración, ganarán las batallas más difíciles de la vida porque es clamando al cielo donde la humildad de vuestros corazones se eleva a las manos del creador y el alma recibe las gracias y bendiciones que dan la fortaleza para renunciar constantemente a lo que les aparta del sendero de la santidad.

Aquellos padres que tienen hijos sumidos en la violencia, drogas, alcoholismo, fornicacion, adulterio, ocultismo o cualquier otra circunstancia de pecado les digo que el sacramento del matrimonio os brinda una poderosa autoridad espiritual de interceder por vuestros hijos y debeis serviros de esa autoridad para clamar por sus conversiones. No hay nada imposible para Dios cuando hay un corazón humilde que solo busca hacer su voluntad ora y clama al cielo por los suyos. Les extiendo mis brazos maternales para que os permitais abrazar por ellos con el rezo del santo rosario, yo llevare vuestras plegarias a los pies del trono de Dios Padre.

Los amo, Mamá María.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s