Amados hijos, si de verdad Me aman, les pido esta oración, pero quiero que salga de sus corazones más que de sus labios.

Trinidad Santísima, Te alabamos y Te bendecimos con toda el alma por las excelsas Gracias concedidas a María Virgen cuando, al pie de la Cruz, Ella lloró amargamente por Jesús y por nosotros… Pues aquel llanto fue y es tan precioso delante de Ti, Padre, que quisiste fuera crucificado Tu Hijo Unigénito, concede que los pecadores obstinados, por la virtud de aquel mismo llanto, se arrodillen delante de la purísima Madre de Jesús y confíen a Ella sus almas. También Tú, oh Verbo hecho hombre y Tú, oh Amor infinito, concede que las almas más endurecidas se vuelvan a María y de ella puedan obtener, finalmente lo que siempre rehusaron, es decir, el dulcísimo perdón de sus horrendos pecados. Trinidad Beatísima, acógenos también a nosotros y custodia en nosotros el inmenso don que nos Has hecho de amar a La que nos Has dado por nuestra amorosa Madre.

Amados hijos, si de verdad Me aman, les pido esta oración, pero quiero que salga de sus corazones más que de sus labios.

catalina rivas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s