VIII Estación: Jesús encuentra a las hijas de Jerusalén.

VIII  ESCRITOS DE AGUISTN DEL DIVINO CORAZON.

Estación: Jesús encuentra a las hijas de Jerusalén.

Te adoramos oh Cristo y te bendecimos, que por tu Santa Cruz redimiste al mundo.

El Nardo purísimo de celestial perfume está mal herido, deshojado. El Hijo de Dios es reducido a la nada. El Amo y Señor de todo cuanto existe aparentemente ha sido desbancado, ha perdido su trono. Pero lo que ellos no saben es que mi Reinado perdurará por años sin fin, que mi muerte, supuesta derrota, es vida eterna y garantía de salvación para todos vosotros. El pueblo está enfurecido, todos al unísono me insultan, me maltratan, quieren acabar de una vez con mi vida, pero unas compasivas mujeres se unen a mi sufrimiento y me consuelan, comparten conmigo mis penas llorando mi dolor. Escuchad lo que a ellas les dije: “Hijas de Jerusalén: no lloréis por Mí; llorad más bien por vosotras y por vuestros hijos. Días vendrán en que se dirá: bienaventuradas las vírgenes. Días terribles en que dirán los pecadores: “Oh montes, caed sobre nosotros; oh collados, sepultadnos”. Pues, si al árbol verde así le tratan, el que no da fruto ¿cómo será tratado?” Las palabras de estas caritativas mujeres alivianaron el dolor de mi Sagrado Corazón porque al menos no todos estaban en mi contra; unos querían destruirme pero otros deseaban salvarme. Mi Madre compungida por mi espantoso sufrimiento, encontró valor en estas mujeres, elevó plegarias al cielo y se embriagó de coraje para compartir místicamente mi mismo calvario, mi misma muerte. Nuestros Corazones Unidos y Traspasados os convocan a la piedad, a compartir el sufrimiento de vuestros hermanos y a asociaros en su dolor. Alabada sea la pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo y los dolores de su Santísima Madre, triste y afligida al pie de la Santa Cruz.

IX Estación:

Jesús cae por tercera vez.

Te adoramos oh Cristo y te bendecimos, que por tu Santa Cruz redimiste al mundo. Mi Cuerpo desollado, mis carnes desgarradas y mis huesos descoyuntados fueron cómplices para mi tercera caída, caída que causó heridas sobre las mismas heridas. Sólo el gran amor que os tengo y la sed insaciable de almas fortalecieron mi espíritu hasta querer consumir mis padecimientos en el patíbulo de la cruz. Con mi tercera caída recobré ánimo para batallar pacíficamente contra mis contendores. Con mi tercera caída recobré ánimos en seguir sufriendo, porque por amor todo se aguanta, se soporta. Con mi tercera caída recobré ánimos para aniquilar y destruir el mal, ya que la cruz es triunfo para el cielo y derrota para el infierno. Con mi tercera caída recobré ánimos porque muy cerca estaba mi victoria, muy cerca rondaba mi muerte, muerte que sería de gran beneplácito para mi Padre, porque, aún, en el sufrimiento obré de acuerdo a su Divino Querer. Con mi tercera caída recobré ánimos porque mi Espíritu estaba deseoso de llegar al cielo, ávido en prepararos una morada en mi Reino. Mi Madre me levantó con sus ruegos al Padre, ella fue mi báculo, mi soporte desde el día de mi nacimiento hasta mi muerte. Ella alentó mi caminar porque a medida que proseguía su aroma celestial, calaba en la profundidad de mi Corazón y me reconfortaba. Nuestros Sagrados Corazones unidos y traspasados se mantuvieron adheridos en la alegría y en el dolor, en el consuelo y en la desesperanza. Hijitos míos, tomad nota de esta lección de amor y continuad vuestra marcha. No os desesperéis en vuestras caídas, trabajad con entereza vuestras debilidades para que seáis perfectos y santos como lo es Nuestro Padre. Alabada sea la pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo y los dolores de su Santísima Madre, triste y afligida al pie de la Santa Cruz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s