Voy a empezar a purificar mi Iglesia; voy a hacer una poda en el interior de mi Iglesia; voy a sacar a Asmodeo y Jezabel de mi casa.

Mensaje de “El Buen Pastor Enoc” del día 14 de marzo de 2011.

30MAR

¡MI CASA ES CASA DE ORACIÓN, AYUNO Y PENITENCIA!

 

Llamado urgente de Jesús Buen Pastor a la Iglesia de hoy.

 

Hijos míos, que mi paz esté con vosotros.

 

Pequeños míos: Voy a empezar a purificar mi Iglesia; voy a hacer una poda en el interior de mi Iglesia; voy a sacar a Asmodeo y Jezabel de mi casa. Mis elegidos leales a mi Evangelio permanecerán, los otros los entregaré al lobo para que disponga de ellos. Mi vicario sufre la traición y la desobediencia de muchos de mis predilectos.

 

Los escándalos en el interior de mi Iglesia están a punto de estallar; Roma se perderá, pero de esta confusión, resucitará una Iglesia santa, humilde, sencilla, pobre y abierta.

 

No habrá más soberbia, ni orgullo, ni vida fácil a causa de estas y otras miserias; es que mi iglesia se halla a la deriva. Las comodidades y la falta de caridad de muchos de mis elegidos están haciendo de mi Iglesia de hoy no un lugar de espiritualidad, sino más bien un lugar de libertinaje espiritual.

 

Muchos de mis hijos predilectos se han dejado seducir por los placeres y vanidades de este mundo. ¡Qué tristeza me produce ver la Casa de mi Padre ultrajada y mancillada por los bajos instintos de muchos de mis servidores! Si ayer desalojé a los mercaderes de la Casa de mi Padre, ¡cuánto más no haría hoy con tantísimo pecado, con tantísimos ultrajes a mi Divinidad y con tantísima permisividad que viene desde lo más alto de mi Iglesia! Mi adversario se pasea y se burla en muchas de mis Casas. Dirán qué por qué permito todo esto.

 

Yo soy paciente e indulgente, mas no condescendiente. Exhorto, reprendo, y por último castigo con mi justicia, cuando se han agotado los mecanismos de reconciliación.

 

¡Ya es el tiempo de mi justicia! Voy a purificar mi Iglesia; voy a limpiar la cizaña; voy a expulsar el pecado que como telaraña está asfixiando mi Iglesia. Los pastores infieles serán expulsados, juzgados y entregados al carcelero. Mi Casa, es Casa de Oración, de Ayuno y Penitencia; y muchos de mis predilectos, por su displicencia y comodidad, la han convertido en lugar de recreación y centro de inmoralidad.

 

Preparaos pues pastores de mi rebaño, porque vengo como juez a pediros cuentas de vuestras acciones; todo pastor que haya descuidado el rebaño, mi justicia lo sentenciará y mi evangelio decidirá su suerte.

 

Soy vuestro Pastor: Jesús el Buen Pastor, Sumo y Eterno Sacerdote.

 

Dad a conocer mis mensajes de salvación a todas las naciones.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s