SANTO ROSARIO POR LOS SACERDOTES.

Santo Rosario por los sacerdotes

En el Santo Rosario la Virgen María pide orar las siguientes jaculatorias entre cada decena:

Jaculatorias para el Rosario: Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno y llevad al cielo todas las almas, especialmente las más necesitadas de vuestra misericordia.

Dios mío yo creo, adoro, espero y os amo, y os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no os aman.

Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, os adoro profundamente, os ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo presente en todos los Tabernáculos del mundo, en reparación de los ultrajes, de los sacrilegios y de las indiferencias con los cuales es ofendido. Por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús y del Corazón Inmaculado de María os pido por la conversión de los pobres pecadores.

Rosario Dictados por San Juan María Vianney (Santo Cura de Ars) 27 al 31 de Mayo del 2009

Misterios Gozosos

1. El Anuncio del Ángel a María Santísima. Corazones Unidos de Jesús y de María, vosotros que os unisteis por toda una eternidad en el momento del anuncio del Ángel Gabriel de que María Virgen concebiría al Verbo hecho carne: os pido que guardéis los futuros sacerdotes en formación en vuestro seno virginal ¡oh tierna Madre! Protegedlos y libradlos de daños físicos o espirituales y prodigadles los mismos cuidados que le ofrecisteis al Niño Jesús cuando lo llevabais en vuestro vientre. María Inmaculada interceded para que los seminaristas lleguen a su ordenación, si es Voluntad Divina, que ejerzan este sublime ministerio.

2. La Visitación de María a su prima Isabel. Corazones Unidos de Jesús y de María: vosotros que inflamasteis del Amor Santo y Divino a Juan Bautista mientras se gestaba en el vientre de su madre, exaltad de júbilo el corazón de los sacerdotes que visitan y administran la Sagrada Comunión a los enfermos, reclusos, a las almas que por diversas circunstancias no pueden asistir al Santo Sacrificio de la Misa. María Inmaculada interceded por los sacerdotes para que el fuego que consume sus corazones por la salvación de las almas no se apague. Sacerdotes que han de estar dispuestos en llevar el viático a los moribundos y desahuciados V 169 en el momento que lo requieran.

3. El Nacimiento de Jesús. Corazones Unidos de Jesús y de María: vos, amado Jesús mío, que nacisteis en un establo de Belén, establo visitado por Ángeles, reyes y pastores que vinieron a adoraros, os pido por los sacerdotes recién ordenados; sacerdotes que han nacido a una nueva vida, vida de santidad, vida que les exige ser otros Cristos en medio de nosotros, vida que los invita a permanecer en el mundo pero sin ser del mundo; vida que los hace hermanos de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote. María Inmaculada interceded por los sacerdotes que han iniciado su ministerio, para que permanezcan fieles a la vocación celestial a la cual han sido llamados.

4. La Presentación del Niño Jesús en el templo. Corazones Unidos de Jesús y de María: vosotros cuando fuisteis al templo, en compañía de San José, para ofrecer a Dios un par de tórtolas os encontrasteis con el anciano Simeón, el cual se extasía al tener entre sus brazos al Mesías, Dios esperado. Os pido por los sacerdotes que como Simeón llevan muchísimos años siendo fieles en su ministerio, sacerdotes que esperan pacientemente el momento de encontrarse cara a cara con Dios, para recibir la recompensa por sus sacrificios. María Inmaculada interceded por los sacerdotes que padecen soledad y algún tipo de rechazo, por haber perdido sus facultades físicas con el paso del tiempo.

5. Jesús perdido y hallado en el templo. Corazones Unidos de Jesús y de María que os visteis separados del Niño Jesús, porque debía ocuparse de los asuntos de su Padre y vos Madre Nuestra le buscasteis desconsoladamente y le hallasteis en medio de los doctores de la ley, os pido para que los sacerdotes V 170 siempre sean encontrados en los quehaceres de Dios; sacerdotes que obedezcan por entero a las leyes de Dios, al Santo Padre y a los obispos; sacerdotes que se sientan felices de permanecer en el templo predicando la Palabra y administrando los Sacramentos. María Inmaculada interceded para que los sacerdotes enseñen la fe apoyados en las doctrinas fidedignas del Evangelio y del Magisterio de la Iglesia.

http://web.archive.org/web/20110418214525/http://www.ejercitovictoriosodeloscorazonestriunfantes.com/libros/ApostoladodeReparacion.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s