Vengan, pues, todos aquellos que todavía Me están evitando y preséntenme sus pecados, para que Yo los pueda perdonar. Vengan y aliméntense de Mí. Vengan y vacíen en Mí, sus corazones y déjenme llenarlos de Amor.

INICIO INDICE BUSQUEDA

¿POR QUÉ ME NIEGAN UN LUGAR EN SU CORAZÓN?8.03.1987

Vassula, bienamada, quiero recordarte, de nuevo, que Yo no te estoy favoreciendo más que a Mis otros hijos, pues no tienes méritos y tu dignidad es todavía menor ante Mis Ojos, pero, aun así, Yo te amo. Yo te di esta Gracia, porque Ésta es Mi Voluntad. Sé Mi mensajera y a través de ti Yo Me manifestaré.

No pienses que Me estoy contradiciendo. Mi Amor por ti es ilimitado y tú eres Mi bienamada, ya que Yo te elegí. No pienses, ni por un minuto, que te amo menos porque te señalo tus flaquezas. Yo soy tu Padre Santo, Quien te conoce, y si Yo no te señalo tus errores, entonces, ¿quién lo hará? Tú eres Mi frágil flor, que Yo formo, haciéndote sorber de Mí, Mi Fuerza, para que tú puedas crecer, Vassula.

Quiero recordarte que las Revelaciones que Yo te estoy inspirando no son únicamente para tu beneficio, sino también para otros, quienes tiene una desesperada necesidad de Mi Pan. Yo vengo a alimentarlos a todos ustedes, los que están hambrientos. Mi Mensaje es de Paz y de Amor, y para recordarles sus orígenes y Quién los creó.

Yo vengo para decirles que Mi Cuerpo es Mi Iglesia. ¡Sí! Mi Iglesia, que llena toda la Creación.

Vengo a mostrarle a este mundo Mi Misericordia.

Tú, Vassula, eras una, entre esas multitudes que Me han herido, que nunca respondieron a Mi Amor, llenándome de amargura ¿Qué hay más amargo, que no recibir ninguna respuesta a un Amor tan Sediento y tan Grande como el Mío?

En cambio, en tu desierto, tú buscabas placeres materiales diarios, simbolizándolos como dioses, idolatrándolos, alejándote cada vez más de Mí, llenándome de amargura e hiriendo Mi Corazón, un Corazón de un Dios Vivo, tan despreciado y tan no amado por ti, un Dios completamente Olvidado. Hija, ¿tan lejos estaba Yo de ti?

Ven, ven y siente Mi Corazón. Mi Corazón está clamando por todos ustedes. Hijos e hijas Mías, vengan… Vengan más cerca de Mí, vuelvan a Mí, permítanme sostenerlos, dejen que los sumerja en las Profundidades de Mi Corazón, dejen que Él los encierre, dándoles una Paz profunda.

Vengan y entren en Mi Mundo Espiritual de Paz y de Amor.

Vengan a Mí y coman Mi Cuerpo, pues Mi Pan es Puro y los purificará. Mi Cuerpo los llama. Vengan y véanme. Yo que paso día y noche en el Tabernáculo, esperándolos para alimentarlos. No teman ni Me tengan miedo, no Me repudien. ¿Por qué Me niegan un lugar en su corazón?

Vengan y conózcanme y Me amarán, porque, ¿cómo podrán amar a alguien que no conocen o que sólo conocen imperfectamente? Esfuércense por conocerme bien y Me amarán fervientemente.

Vassula, tú te habías desviado y así, te habías separado de Mí, te apartaste de la Verdad, transformando el bien en mal y estando más atraída por el mal que por el bien.

Vengan, pues, todos aquellos que todavía Me están evitando y preséntenme sus pecados, para que Yo los pueda perdonar. Vengan y aliméntense de Mí. Vengan y vacíen en Mí, sus corazones y déjenme llenarlos de Amor.

Yo sé que son débiles, pero permítanme que actúe en todos ustedes, denme su consentimiento, bienamados. Dejen que desarraigue todas sus iniquidades, lanzándolas lejos y que siembre en ustedes Mi semilla de Paz y de Amor. Déjenme purificarlos. Vassula, no hagas más. Yo continuaré más tarde.

No olvides Mi Presencia. Acuérdate siempre, “nosotros”.

Me acordaré, trataré, Señor.

Vamos.

Vamos.

Continuación.

Vengan y lleguen a conocerme, Yo no estoy fuera de alcance, nosotros caminamos, lado a lado. Ustedes viven en Mí y Yo en ustedes, nunca estamos separados. Nunca.

Vengan y reciban de Mi Bondad Infinita y dejen que su inclemencia se disuelva en Mi Pureza.

Oh, hija, a pesar de que muchos de Mis hijos bienamados, han sido santificados por el Bautismo, son sólo muy pocos de ellos los que Me conocen como Yo soy. Se olvidan de verme como un Padre Amoroso. Muchos de ellos Me abandonan pensando que Yo estoy fuera de alcance. Muchos de ellos piensan en Mí, a su propia manera, atribuyendo sentimientos permanentes de inclinaciones despreciables. Algunos sólo piensan en Mí con temor, otros dudan de Mi Amor Infinito. 1

(Aquí, fui interrumpida. La Imagen de la ‘“Sábana Santa”, que ordené, acababa de llegar. La contemplé y volví a escribir, mientras yo la estaba mirando).

Recuerda que Yo estoy sufriendo todavía. Vassula, cuánta amargura tengo. ¿Por qué, por qué tantas de Mis ovejas se han dispersado? Míralas. ¿Fue en vano Mi Sacrificio? Hija, ¡qué Disgustado estoy! ¡Cuán, absolutamente destrozada está Mi Alma! ¡Yo sufro!

Alimenta a Mis ovejas, no te canses de escribir.

No, Señor, no me cansaré.

Yo te daré la Fuerza que necesites. Ven, trabajemos. Continuemos. Yo soy tu Maestro. Lléname de alegría y no olvides Mi Presencia.

Vassula, tú sentiste Mi Presencia. En efecto, Yo estaba sentado en la orilla de tu cama. Déjame editar lo que Yo escribí: “Soy Yo, Jesús. Ahora estoy sentado, pero en este mismo instante Me levantaré, porque tú también te levantarás”.

Él apenas había terminado de escribir cuando llamaron, urgentemente, a la puerta y me sobresalté. Me quedé inmóvil, bastante perpleja. Jesús, esa tarde, me estaba enfatizando mucho Su Presencia. En otras ocasiones, para verificar que así era, yo tomaba una hoja de papel aparte y Él escribió el párrafo anterior. (En la puerta estaba mi empleado, diciéndome algo).

Te amo. No te canses de escribir, dándome esta libertad. 2 Es lo que deseo.

Jesús, ¡Tú eres Maravilloso!

Estate siempre alegre, cuando Yo estoy Alegre. Sígueme.

Tú Me afligirías si olvidaras Mi Presencia. Nunca olvides Mi Presencia. ¡Nunca!

Pero, Señor, ¡es difícil! Algunas veces tengo que manejar mi coche, tengo que concentrarme en el camino; otras veces, converso con mis amigos de cosas triviales, ayudo a mi hijo con su tarea. Entonces, ¿cómo puedo tener constantemente Tu Presencia en mi mente? ¡Es casi imposible!

Vassula, Mi flor, cuando te encuentres en esas situaciones, sólo tendrás que recordar las virtudes, siendo humilde, devota, amable, gentil, verdadera, amorosa. Sí, ser virtuosa es acordarse de Mí.

Ven, vamos.

Deseo hacerte comprender que Yo Me acerco a ustedes, de un modo sobrenatural, al darles Mis Mensajes. No olvides que soy un Dios de Misericordia y que, a pesar de tu miseria y de la indiferencia que tenías hacia Mí, Yo te amo. Yo te di este carisma para que aprendas directamente de Mis Labios. Vassula, cuando reposo en tu corazón, Yo Me siento bien.

Más tarde.

De nuevo, la ola de dudas me invadió.

Ven, el sufrimiento te purifica. Apóyate en Mí. Acepta sufrir. Repara, repara, repara por los otros. Ven, vamos a reanimar a todos Mis hijos.

(En ese momento, yo estaba bastante desesperada).

Pero, Dios mío, soy impotente. ¿Cómo podré yo hacer algo?

(Él me dijo, muy suavemente:)

¿Acaso Yo te abandonaría? Utiliza Mis granos y siémbralos en los campos, para que rindan frutos de Paz y de Amor. Que Mi Palabra sea conocida por todos. Yo estaré contigo, todo el tiempo.

¿Supongamos que ellos La rechazan y La hacen a un lado, dudando de Ella?¿Supongamos que piensan que no es buena? ¿Supongamos que no creen que viene de Ti?

Escúchame, Vassula Mía, ¿por qué estás temiendo? Toda la Creación fue hecha por Mi Mano. ¿Acaso has olvidado que soy Omnipotente? Toda la Creación obedece Mi Voluntad.

Pequeña, Yo soy el Altísimo. Glorifícame. Sé como una flor que necesita de Mi Luz para vivir.


1 Este Mensaje continúa el 18.3.87
2 De utilizarme

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s