Todo el que siguió a Dios en la Tierra cuando bajó del Cielo, ninguno estaba cansado,

Ana Garcia de Cuenca


Cansa lo que no quieres

Posted: 02 Feb 2017 10:58 AM PST

En Sueño Profético decían:

Cansa lo que no quieres, y pesa lo que no puedes levantar por su peso.

Si quieres, no te cansas, porque en hacer lo que quieres, ya descansas. El peso, pudiéndolo levantar y llevarlo, puedes ir descansando. Pero el peso, porque pese, no lo dejes, porque tú con el peso puedes. Lo que pasa es que tienes que ir descansando y al Cielo pedirle fuerzas sin duda y sin exigencias.

Dijo uno:

Hay quien ves que no lleva carga
y siempre te está diciendo:
“Yo no puedo con el peso”.
Y protestas le acompañan:
“¡Todo el día, y tantos días,
subo y bajo la montaña!”.

Cuando quieres la has subido
creyendo que la bajabas.

Éstos son los que a Dios sirven:
ni protestan ni se cansan.

Desperté, oí:

Hazte enemigo
de todo lo que puedas
que veas que te da cansancio
y te aparta del Cielo.

En la unión con Dios,
llega cansancio con satisfacción.

Y en este cansancio,
tú pides trabajo
y nunca dirás:
“Señor, yo me canso”.

Todo el que siguió a Dios
en la Tierra cuando bajó del Cielo,
ninguno estaba cansado,
ninguno dijo: “Maestro
me has dado más peso que puedo”.

El cansancio les venía,
y el querer les hacía descanso.

Al que le faltaba el querer,
allí acampaba el descanso.

***

Libro 23 – Hechos de Jesús Perdidos, Hoy Dictados en Gloria – Tomo IV – C5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s