MODESTIA EN EL VESTIR Las palabras de la Biblia son muy claras: “Asimismo oren también las mujeres entraje decente, ataviándose con recato y modestia,

MODESTIA EN EL VESTIR

Las palabras de la Biblia son muy claras: “Asimismo oren también las mujeres entraje decente, ataviándose con recato y modestia, o sin superfluidad y no inmodestamente con los cabellos rizados o ensortijados ni con oro, o con perlas, o costosos adornos” (1 Timoteo 2:9). Tal como nos lo advirtió Nuestra Señora de las Rosas:

“La inmodestia es un pecado, hija Mía. Todos los cuerpos que se exponen se quemarán. La gran llama de la Bola de la Redención quemará a todos los cuerpos expuestos. Cubriros bien, hijos Míos, y seréis cubiertos con la armadura de Dios. La impureza de corazón es fomentada por las acciones lujuriosas, hijos Míos. No sólo pecáis, sino forzáis a otros al camino de la destrucción por vuestras acciones. Madres e hijas, mujeres del mundo, debéis ser un ejemplo de pureza y de piedad para vuestros hijos. Es sólo por vuestras acciones como padres de familia que vuestros hijos aprenderán. Muchos padres de familia llorarán lágrimas amargas de angustia cuando vean a sus hijos perdidos para siempre.” (Nuestra Señora, 23 de Noviembre, 1974)

San Juan Crisóstomo, Obispo de Constantinopla y uno de los 32 doctores de la Iglesia, dijo lo siguiente con relación a las mujeres que se visten inmodestamente:

“Lleváis vuestro señuelo a todas partes y extended vuestra red en todos lados. Alegáis que nunca habéis invitado a nadie al pecado. Ciertamente no con vuestras palabras, pero lo habéis hecho con vuestro vestido y vuestro porte y conducta. Y mucho más efectivamente que lo que podrías con vuestra voz. Cuando habéis hecho que alguien más peque de corazón, ¿cómo podéis ser inocentes? ¿Dime a quién condena este mundo? ¿A quiénes castigan los jueces en la corte? ¿Aquellos que beben el veneno o a aquellos que preparan la poción fatal y la administran? Sois más criminales que aquellos que envenenan el cuerpo. Habéis dado la bebida de comportamiento fatal. Asesináis no sólo el cuerpo sino el alma, y no es a los enemigos que hacéis esto, ni sois urgido por cualquier necesidad imaginaria ni provocada por lesión. Lo hacéis por vanidad y orgullo tontos.”

Desafortunadamente, el atuendo de hoy parece casi no tener fronteras. Es una desgracia que las mujeres Cristianas expongan sus cuerpos, los cuales son templos del Espíritu Santo después del bautismo. Una mujer que se viste inmodestamente comete un doble pecado:

“Vosotros mujeres que profanáis vuestros cuerpos habéis sido guiadas por satanás hacia la destrucción del alma. Exponéis vuestros cuerpos sin saber el mal que viene a la mente de quien observa. Por lo tanto, ¡vuestro pecado es doble porque habéis llevado a otro al pecado!” (Jesús, 25 de Julio, 1971)

La Biblia nos dice: “¿No sabéis que vuestros miembros son el templo del Espíritu Santo, quien está en vosotros, a quien tenéis de Dios: y no pertenecéis a vosotros? Porque sois comprados a un gran precio. Glorificad y llevad a Dios en vuestros cuerpos.” (1 Corintios 6:19.20). El vestido inmodesto es una ofensa a Dios y no glorifica a Dios, sino en vez reduce a la mujer cristiana a un objeto de lujuria y se burla de las leyes de Dios. La modestia en el vestir, por el otro lado, ayuda a salvaguardar la virtud de la pureza y es ordenada por la ley moral de Dios. San Cipriano escribe:

“Nada encanta más al alma fiel que la conciencia saludable de una modestia sin mancha. El haber vencido al placer es el mayor placer; tampoco existe mayor victoria que aquella ganada sobre los deseos de uno.”

“Padres de familia, ¿cómo os atrevéis a permitirle a vuestras hijas que sean vistas con ojos de lujuria? ¿Es que no tenéis vergüenza? ¿Cuál es vuestro ejemplo? ¿Sois paganos?” – Nuestra Señora, 30 de Mayo, 1972
[4:37AM, 2/8/2017] angelica pajares: Hijitos Míos, un año terminó, un año comienza. Vosotros, dividís el tiempo, pero el tiempo es uno, Mis pequeños, no terminó lo que estabais esperando, se sigue acrecentando. ¿Habéis visto cómo se ha perdido el amor hacía Mí? Me di por vosotros, vine a la Tierra por vosotros y estáis viendo cómo el Mundo Me ha olvidado.

Pocos son los que Me siguen, pocos son los que Me mantienen en su corazón y esto lo va causando satanás en los corazones de los hombres. Vais viendo cómo se pierde la Fe, el Amor, la constancia en el buscar lo bueno e ir eliminando lo malo. Ya no se buscan los valores y se van aceptando los vicios, maldades, desviaciones. Satanás es muy astuto, satanás va desviando los principios que deben regir vuestra vida, vuestra espiritualidad.

Vais viendo cómo ya no se habla de Mí, se busca lo superficial, no se busca lo profundo, es más, aquellos que viven en la espiritualidad, la que Yo os he pedido que busquéis, son atacados, a veces, hasta blasfemados o eliminados de la Tierra.

Lo estáis viendo alrededor del Mundo, estáis viendo cómo asesinan a vuestros hermanos porque creen en Mí, porque son cristianos verdaderos, porque Me buscan, porque se mantienen en sus valores. Y vosotros, ¿qué hacéis?, ¿Me buscáis?, ¿realmente, estáis buscando crecer espiritualmente?, ¿estáis poniéndoMe, (Lenguas…), vuestro corazón a Mis Pies, para que Yo os tome en vuestra humildad, os eleve en sencillez y os lleve hacia la santidad? No, Mis pequeños, una gran mayoría en el Mundo, ya no viven en esa humildad y sencillez, en esa necesidad de crecimiento espiritual.

Vais acomodando vuestras creencias a lo que os conviene, ya no venís a Mí, porque os quito el tiempo, Me decís, porque no tenéis tiempo de pasar un rato Conmigo, aunque sea pequeño, Yo no os pido mucho. Aquí, Me veis, otra vez, mendigando vuestro amor.

¡Cuánta ingratitud en el corazón del hombre! Y no entendías cuál es vuestra posición en el Mundo, no queréis tener esa entrega, para vivir de acuerdo a lo que Yo os pido. Vinisteis a servirMe, a ser santos, a vivir Mi Amor.

Todos, todos vosotros, los que tenéis vida, estáis para eso en el Mundo, pero, realmente, ¿cuántos son los que toman en serio su vida? Vuestra vida, Yo os la concedí, Mi Padre os la dio, Yo os di el Ejemplo, para que, vosotros, siguierais lo que empecé. Yo no morí, Resucité, Me vieron morir, pero os dejé Mi Vida y esa Vida Mía, la quiero ver en vosotros, en cada uno de vosotros.

Satanás, ciertamente, Me quería ver muerto, Me quería eliminar, pero no, vosotros, sois Mis seguidores y, realmente, ¿cuántos de vosotros os habéis comprometido a ello? Vosotros lleváis una misión más sencilla. Sí, ciertamente, os pido que sigáis lo que Yo empecé, pero no vais a llevar esas situaciones tan fuertes y hasta perversas, por parte de los fariseos, quienes, en este tiempo, siguen atacando Mi Obra. Os pido cosas sencillas, os pido que en vuestra familia, en vuestro alrededor, vayáis dejando amor, vayáis dejando Vida, vayáis cambiando corazones.

Si, ciertamente, os enamoráis de Mi Amor y, ―vosotros queréis, porque sabéis que respeto vuestro libre albedrío―, seréis tomados porque vosotros lo queréis, a una misión más elevada.

Pero, empezad por lo sencillo, Mis pequeños, no os pido demasiado. DadMe, aunque sea, unos minutos al día, en profundidad de oración. DadMe buenos ejemplos, de parte vuestra, para que, vuestros hermanos lo vean y Me vean a Mí, en vosotros. DadMe tiempos de alegría, en que dejéis alegría y paz en vuestros hermanos y que Me vean, también, a Mí, en vosotros en alegría, porque Yo estoy en el Bien, Yo Soy Amor.

DejadMe, pues, día a día, aunque sea, por breves momentos o minutos, en vuestros hermanos, pero dejadMe en su corazón y, así, vayáis vosotros, cambiando a este Mundo que tanto Me necesita.

Vosotros lo estáis viendo día a día, cómo, satanás, Me va quitando almg as. Luchad contra ello, Mis pequeños, Me tenéis a Mí, en vosotros, satanás no puede contra Mí y, si Yo estoy en
[4:37AM, 2/8/2017] angelica pajares: también, a Mí, en vosotros en alegría, porque Yo estoy en el Bien, Yo Soy Amor.

DejadMe, pues, día a día, aunque sea, por breves momentos o minutos, en vuestros hermanos, pero dejadMe en su corazón y, así, vayáis vosotros, cambiando a este Mundo que tanto Me necesita.

Vosotros lo estáis viendo día a día, cómo, satanás, Me va quitando almas. Luchad contra ello, Mis pequeños, Me tenéis a Mí, en vosotros, satanás no puede contra Mí y, si Yo estoy en vosotros, él no podrá contra vosotros.

Os lo pido, Mis pequeños, esto es tarea de todos vosotros, que sois Mis seguidores, que sois otros Cristos en estos momentos en el Mundo.

Ciertamente, es un compromiso, pero es un compromiso que os va a llevar a un regalo inmenso, inconmensurable, que es Mi Reino, al final de vuestra misión en la Tierra. Dad todo lo que podáis, Mis pequeños, que Yo os lo pagaré, inmensamente.
Gracias, Mis pequeños.
[4:37AM, 2/8/2017] angelica pajares: Mensaje de Dios Padre, Nuestro Señor Jesucristo y la Santísima Virgen María a J. V.👆👆
[4:37AM, 2/8/2017] angelica pajares: Hijitos Míos Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María, estoy con vosotros, son tiempos difíciles, son tiempos de cambio, son Mis tiempos, porque, así, el Padre lo ha determinado.

Satanás, cada vez, va acrecentando su fuerza contra vosotros, porque vosotros no estáis luchando contra su maldad.

Vengo a vosotros, Mis pequeños, como una Madre protegiendo a Sus pequeños, como una Madre que se da y se sacrifica por sus hijos.

Vosotros no entendéis lo que realmente está sucediendo y que es muy grave, Mis pequeños.

No meditáis, lo suficiente, la situación tan grave que vosotros estáis viviendo.

Son tiempos en los cuales, se os dio a vosotros, el don de la vida, para que os dierais por vuestros hermanos, para que vosotros dierais Vida con vuestra oración, a aquellos que están muertos espiritualmente. Estáis viendo, en toda la Tierra, cómo la maldad va creciendo, va destruyendo y, prácticamente, vosotros veis que no hay forma de aliviar esa situación, a donde os está llevando satanás.

Pero todo esto, tiene su raíz en vuestro corazón, Mis pequeños, la maldad nace en el interior de cada uno de vosotros, la maldad está a vuestro alrededor, pero, si vosotros, no la dejáis entrar a vuestro ser, vuestros actos son buenos, vuestro ejemplo es santificante, para aquellos que os ven; pero, si vosotros, dejáis que esa maldad mueva vuestros actos, afecte vuestra mente y cambie vuestro corazón, hacia el mal, entonces, os volvéis esclavos de satanás.

Vengo como Madre vuestra a levantaros, a mostraros que sí hay una forma de vencerlo.

Habéis sufrido mucho y venís sufriendo los ataques de satanás desde el Principio, desde la Caída de vuestro Primeros Padres, y desde ese momento, el hombre, quedará afectado por el pecado. No ha querido luchar, realmente, contra la maldad que puede entrar en el corazón del hombre y, resalto esto: “que puede entrar”, porque si vosotros lo impedís, no entra.

Ya Mi Hijo os lo predicó y os dijo que no es lo malo lo que entra en el hombre, sino lo que sale de él. La maldad os rodea, pero vosotros podéis detener esa maldad, si vuestro corazón es bueno, si vuestro corazón es fuerte, si vuestro corazón es santo. Y, la gran mayoría de los hombres, no han buscado esa santidad de vida, que es la que puede ir disminuyendo o destruyendo esa maldad que os rodea.

Vengo ante vosotros, Mis pequeños, en todo el Mundo, a defenderos contra los ataques de satanás, pero, también, a defenderos contra vosotros mismos. Sí, Mis pequeños, suena raro que os diga esto, pero es que vosotros mismos os estáis destruyendo, porque no estáis anidando el Amor, de vuestro Dios, en vuestro corazón. Ya vuestro corazón, no pertenece a vuestro Dios, en muchos de vosotros, vuestro corazón pertenece a satanás y por eso estáis viendo cómo la maldad va creciendo y nadie la detiene, porque casi no hay almas buenas, casi no hay almas santas que detengan toda esta maldad.

Venid, pues, a Mí, Mis pequeños, manteneos con el arma poderosa que os he dado, que es el Santo Rosario, es sencilla su oración, es sencillo su rezo, pero poderosísima para acabar con las fuerzas de satanás, rezadla con el corazón, para que de él salga todo lo malo que habéis dejado entrar. Detened, dentro de vuestro ser, lo malo que está a vuestro alrededor, que entra a vosotros, pero no dejéis que salga de vosotros, porque, además, seréis juzgados por vuestros actos, no seréis juzgados por lo que entra a vosotros, sino lo que sale de vosotros, en actos en pensamientos, en vida, Mis pequeños.

En vosotros está el mejorar vuestra situación mundial, vuestra situación particular. No exijáis a Nuestro Dios, lo que es vuestra obligación, Mis pequeños; vosotros estáis para servir a Nuestro Dios y Señor. Vuestra vida, es un don inmenso, grandísimo, que se os otorgó para vuestra santificación.

Vivid, pues, Mis pequeños, de acuerdo a lo que se os ha pedido: ser otros Cristos para cambiar a este Mundo, venciendo a satanás, desde vuestro interior. Santificad vuestro interior, Mis pequeños
[4:37AM, 2/8/2017] angelica pajares: Vivid, pues, Mis pequeños, de acuerdo a lo que se os ha pedido: ser otros Cristos para cambiar a este Mundo, venciendo a satanás, desde vuestro interior. Santificad vuestro interior, Mis pequeños, santificadlo, viviendo de acuerdo a lo que Mi Hijo os enseñó y protegeos con el arma que Yo os he dado, que es el rezo del Santo Rosario.
Gracias, Mis pequeños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s