LA PATERNIDAD Y LA MATERNIDAD.

Mayo 10_07 La Maternidad y la Paternidad. Imprimir E-Mail
Mensaje.
Temas:

  • ¡Qué debe significar para vosotros la maternidad y la paternidad!
  • Por el Aborto. Grandes males se os vendrán sobre la Tierra con tantos asesinatos que estáis provocando alrededor del mundo.

 
Mensaje de Dios Padre y La Santísima Virgen a J. V.
Habla Dios Padre,
Sobre: ¡Qué debe significar para vosotros la maternidad y la paternidad!.
Hijitos Míos, estáis celebrando el día de las madres. Mis pequeños, qué debe significar para vosotros la maternidad y la paternidad. Debéis entender por ello, vida, producción de vida, se os ha dado el don de la vida, pero también os he dado el don de dar vida, que eso es más importante, Mis pequeños.
Vinisteis a la Tierra a servirMe con el don de la vida, Mi Presencia debe estar en vosotros, que ésa es la Vida, la Verdadera Vida que debéis dar a vuestros hermanos, pero con el Sacramento del Matrimonio recibís el don de dar la vida, os dais por los demás y además creáis nueva vida, que es un don grandísimo, una belleza excelsa. El dar vida es lo que Yo deseo de cada uno de vosotros, así como Yo os he dado vida, vosotros dais vida, continuáis la Creación.
Mis pequeños, como padres, como productores de vida, debéis dar vida, no solamente física, que eso es relativamente fácil, lo más difícil es dar y el darse, para que ése cuerpecito tenga la vida espiritual que lo va a engrandecer ante Mis Ojos y ante los ojos de vuestros hermanos.
Una presencia humana, en un principio, puede agradar a muchos con sus palabras, pero cuando conocéis el corazón, su manera de pensar y de ser, la presencia humana sale sobrando, es secundaria, el exterior no va a ser nunca tan grande como el interior. Los valores que se tengan interiormente, los dones que os he dado y que se han puesto a producir, a multiplicarse para ayudar a vuestros hermanos, para darles también vida espiritual, eso es lo que hace a un hombre grande ante Mis Ojos y ante el mundo. Es el valor interno, es ésa vida que os enseñó Mi Hijo lo que hace que valga un alma, es el Amor, el Verdadero Amor que solamente puede salir del Cielo y fluir por las almas. Eso es lo que vale en cada uno de vosotros.
Fuisteis creados por el Dios Amor que Soy Yo, fuisteis creados para dar vida a la Creación a través del Amor, sois preparados durante vuestra vida con las Palabras de Amor y Sabiduría que os dio Mi Hijo y sois recompensados al final de vuestra vida con el Reino del Amor, ¿qué más queréis, Mis hijos, qué más queréis?, que todo es Amor en Mí y todo ése Amor debe fluir a través de vosotros.
No desperdiciéis, Mis pequeños, la oportunidad de enamorar al mundo con Mi Presencia, con Mi Vida, con Mis Enseñanzas, con Mi Amor. Tomad Mi Presencia en vosotros, por eso os he pedido que os olvidéis de vosotros mismos para que Mi Presencia esté en vosotros y de ésta forma vayáis regresando a la Creación, a lo que fue en un Principio, vida de Amor, vida en plenitud, vida santa para todos vosotros.
Mis pequeños, Sois Mis instrumentos y debéis ser instrumentos perfectos, instrumentos de amor.
Ciertamente estos tiempos de obscuridad son difíciles para transmitir los valores espirituales, por eso estáis en la gran lucha, lucha tremenda de valores; los valores satánicos tratando de destruir los valores Divinos y el principal valor Divino, es Mi Amor. Ved hacia un lado y hacia otro y veréis cómo se ataca lo Mío, lo que viene de Mí, lo que es para vuestro crecimiento y vuestra santificación. Debéis luchar, Mis pequeños, luchar, no para imponer, sino para dejar, con vuestro ejemplo, así como Mi Hijo os dejó, con docilidad, con entrega, con Sabiduría, lo que viene de Mí.
Sed los verdaderos seguidores de Mi Hijo, que Él tomó de Mí todo para dároslo a vosotros, no despreciéis los Bienes del Cielo, defendedlos hasta con vuestra propia vida, porque ésos Bienes son los que viviréis eternamente si os mantenéis en Mi línea de Amor.
Os amo infinitamente, Mis pequeños y os pido que sigáis manteniendo ésa maternidad y ésa paternidad, ésa transmisión de vida hacia los vuestros, pero Mi Verdadera Vida, la Vida en el Amor.
Gracias, Mis pequeños.
Habla La Santísima Virgen,
Sobre: Orad mucho, Mis pequeños y reparad, porque grandes males se os vendrán sobre la Tierra con tantos asesinatos que estáis provocando alrededor del mundo.
Hijitos Míos, Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María. Día grande celebráis entre vosotros, la maternidad es un don Divino, es una Gracia muy grande que Nuestro Padre Dios y Creador de todas las cosas os concede a vosotras, Mis hijas, ayudadas por quienes deben ser vuestros esposos en el Sacramento del Matrimonio. Y hago hincapié en esto, Mis pequeños, porque todos aquellos, pequeñitos Míos, nacidos bajo el Sacramento del Matrimonio son bendecidos y es la forma Divina de transmisión de vida.
Satanás, Mi enemigo y el vuestro, se ha encargado de destruir los valores, los valores espirituales, los valores Divinos que os ha dado Nuestro Dios. No queréis mantener ésa vida Sacramental del Matrimonio, vivís amores libres y pecaminosos y todo por no mantener el compromiso Divino y siendo cobardes para mantener ése compromiso con Nuestro Dios y Creador.
Os sentís libres cuando queréis uniros a un hombre o a una mujer y no tener la Bendición Sacramental del Matrimonio y no, Mis pequeños, cuando actuáis así, estáis más atados al pecado y a la maldad que cuando estáis unidos en Matrimonio, con el Sacramento y así obtenéis libertad, porque estando con Nuestro Dios, vosotros estaréis siempre en libertad, porque estaréis recibiendo Sus Bendiciones, Su apoyo, Su guía amorosa, Sabiduría e inteligencia, estaréis recibiendo innumerables dones y capacidades, porque todo aquel que está en Dios y vive para Dios, Él os protege, porque Él quiere mantener el Cielo en la Tierra.
Cuando hacéis vuestra voluntad, voluntad pecaminosa, no recibís las Bendiciones que debieron haber sido vuestras si actuarais en el Bien. ¡Cuánta maldad hay ahora en vuestros corazones!, egoísmo, falta de conciencia, así ésas creaturitas que estáis trayendo a la vida, realmente están muertas, muertas a la Gracia, muertas a las Bendiciones de Nuestro Dios. Luego tenéis la cobardía de romper aún más ésos lazos naturales, porque no queréis tener compromisos y ésas creaturitas seguirán sufriendo más. Llegaron a la vida de forma pecaminosa, las abandonáis y seguirán sufriendo por vuestra maldad y eso, si las dejáis nacer, porque muchas veces, también por cobardía, por no tener ésa valentía de aceptar vuestra responsabilidad ante vuestro Dios y ante ésas creaturitas que estáis trayendo, no las dejáis nacer y las matáis en el vientre de su propia madre, os volvéis asesinos dobles, matáis el cuerpo, matáis el alma.
Tanta maldad está produciendo ahora el hombre, que todo éste clamor que se oye en el Cielo, hace que ésas almas lloren y pidan Justicia por la maldad de sus progenitores.
Mis pequeños, todo éste dolor y toda ésta sangre, tendrá que terminar, estáis asesinando, estáis destruyendo la vida que tanto vale ante los Ojos de Nuestro Padre y Nuestro Dios.
Orad mucho, Mis pequeños y reparad, porque grandes males se os vendrán sobre la Tierra con tantos asesinatos que estáis provocando alrededor del mundo, tened cuidado, Mis pequeños, porque estáis retando a vuestro Dios. Pedid perdón, arrodillaos ante Él, haced penitencia, reparad tanto mal de vuestros hermanos y de vuestros propios males.
Venid a Mí, Mis pequeños que Yo os llevaré a Mi Hijo, arrepentíos de corazón, arrepentíos de corazón, para que alcancéis la paz en vuestro interior. Orad, orad por vuestros hermanos y ayudadles, ayudadles, Mis pequeños a reparar su maldad.
Gracias, Mis pequeños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s