LA BONDAD FRENA LOS INSTINTOS MAS QUE LAS CARCELES.

23 de diciembre Dice Jesús: ESCRITOS DE MARIA VALTORTA.

«Gran enseñanza y demasiado descuidada la que se lee en el cap. 42 de Nehemías. Vigilancia, constancia y oración. He aquí las tres armas más potentes que las flechas, las lanzas y las espadas. He aquí también la necesidad de que entre el pueblo de Dios estén los especialmente consagrados a orar por los que trabajan y no saben usar contemporáneamente las manos en las ocupaciones y el corazón en la oración. Los jóvenes, dice el libro de Esdras, que trabajaban, incluso los que estaban ocupados en el trabajo y no en las defensas, trabajaban con la espada ceñida al costado y preparada para 367 la lucha. No había rebeliones al mandato que les designaba ahora para el trabajo, ahora para la defensa. Los superiores están siempre inspirados por Dios y cuando asignan una tarea deben ser obedecidos con prontitud y sin murmurar. Todos tienen este deber. Y lo tenéis especialmente hacia Dios, Superior excelso, quien en su providencia predispone las misiones y los cambios en ellas. Ay de aquellos corazones apegados a las cosas que perecen, que se rebelan a la obediencia diciendo: “Yo me siento mejor en este estado y no quiero aquél”

. ¡No quiero! ¿Cómo podéis decir que no queréis? ¿Dónde está la obediencia, la sumisión, el amor a la Voluntad de Dios que se trasluce detrás de los mandatos del hombre? Sólo en una cosa os es lícito no querer. Cuando el hombre os impone cumplir el mal. Entonces debéis resistir y decir: “No” aunque ello os haga mártires. Y vosotros que tenéis potestad de mando, sea en lo pequeño o en lo grande, oíd lo que os dice el Señor, que antes ha hablado a los sujetos a través del Libro y ahora os habla a vosotros. Recordad que dirigir es doble peso que ser dirigidos. Es vuestro deber no haceros responsables de las ruinas de los demás. Los sujetos responden a Dios de sí mismos. Vosotros, por vosotros y por ellos. A la dignidad del cargo corresponde severidad de conducta hacia vosotros mismos. Debéis ser ejemplo porque el ejemplo arrastra, tanto en el bien como en el mal. Y de superiores malvados o simplemente perezosos sólo se pueden obtener sujetos malvados y perezosos. Así en una comunidad como en un estado. Los pequeños miran a los mayores y son el espejo de los grandes.

Recordáoslo. Otra virtud después de la rectitud es la bondad. La bondad frena los instintos más que las cárceles y las prescripciones. Haceros amar y seréis obedecidos. Arrastraréis a la bondad siendo buenos. Pero ¡ay de vosotros si sois codiciosos, injustos, malvados! Seréis odiados, despreciados, desobedecidos incluso y sobre todo en los mandatos buenos que deis, y obedecidos, incluso más de lo que quisierais, en el copiar vuestra codicia, vuestra injusticia, vuestra maldad. No os embriaguéis con vuestro honor de tal modo que seáis incapaces de entender a los sujetos en sus justas necesidades y en sus lamentos. Ser cabezas quiere decir ser “padres”. Para esto Dios os ha dado una autoridad. No para que hagáis de ella látigo sobre los menores. No sois omnipresentes como Dios. Esto es cierto. Pero cuando se quiere se puede, por lo que se quiere. Y quien quiere saber la verdad la sabe. Vigilancia, pues, sobre todo y todos. No necia y ciega confianza y perezoso descuido respecto a vuestros ayudantes. No todos son justos y muchos Judas están esparcidos entre las filas de los ayudantes de los jefes. No os hagáis sus esclavos mendigando su aceptación con tal de imperar. Sed justos y basta. Y cuando veis que en vuestro nombre se ejerce un despotismo culpable, procurad estar siempre en condición de libertad de obligaciones hacia vuestros representantes, de manera que les podáis reprender sin temor a que de acusados se vuelvan acusadores. Sed honestos y justos. Honestos en no aprovecharos de vuestra condición con daño de los menores. Justos en el saber castigar a los que para ser algo han creído lícito todo sistema. Si hacéis así siempre podréis decir a Dios: ”Acuérdate de mí en el bien, porque he hecho el bien a los que Tú me has dado”».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s