Mi Padre os dio la vida, el don de la vida, para que vosotros hicierais cosas buenas y, con ellas, agradarais a Nuestro Corazón, en Nuestra Santísima Trinidad,

Tercer Misterio. Habla Nuestro Señor Jesucristo. DADO A JAVIER VIESCA.

Sobre: Ciertamente, vosotros, también salís afectados, porque el pecado os va a atraer un castigo, temporal o eterno y, también, debéis de cuidar de ésa parte, pero, si realmente Me amáis, Mis pequeños, entonces, evitaréis los pecados, para que no Me dañen a Mí, vuestro Dios.

 

Hijitos Míos, todos vosotros tenéis pecados recurrentes y Me refiero a aquellos, de los cuales os confesáis siempre de lo mismo y es porque no habéis trabajado sobre ellos o vuestra debilidad espiritual os hace caer continuamente en ellos. Para eso estoy Yo, Mis pequeños, vuestro Hermano Jesucristo. Yo os conozco, y gracias a que vosotros podéis ofrecer vuestros dolores, penas, todo aquello que puede hacer que vuestro espíritu se fortalezca, Yo os puedo ayudar a que crezcáis en Virtud, para que aquellos pecados recurrentes, no se presenten más.

 

Debéis estar conscientes de que sois débiles en ésa parte de vuestra mente o de vuestro cuerpo. OfrecedMe ésos pecados, ofrecedMe todo vuestro ser y lo uniré a Mi Ser, que fue Martirizado por entero. Yo puedo Purificar todo aquello que esté enfermo en vosotros, pero, vosotros, debéis tener esa confianza en Mí y, además, poner de vuestra parte, para que, sabiendo con Fe, que Yo puedo Purificar lo que esté produciendo vuestros errores, vuestros pecados, o sea, vuestras debilidades en general, os podáis reconfortar en Mí, podáis crecer en fuerza espiritual y aún física, para que no volváis a caer cuando os enfrentéis a ellos, disminuiréis o anularéis la fuerza de satanás, que os lleva a que vosotros pequéis.

 

Si os dais cuenta, Mis pequeños, satanás os lleva a pecar para que dañéis Mi Sacratísimo Corazón. Como fue corrido del Cielo, eso le dolió mucho, vivía en gran soberbia y le dolió mucho el castigo que se le impuso y quedó en vergüenza ante todos los Ángeles, tanto los buenos, como los caídos y, por eso, es el ataque tan fuerte contra vosotros, para desquitarse, a través vuestro, con vuestros pecados, con vuestras debilidades, de Mi Corazón Sacratísimo.

 

Ciertamente, Me duelen vuestros pecados, sé que satanás los provoca para dañar Mi Corazón y esto, os lo hago saber, Mis pequeños, para que os deis cuenta que, al que quiere dañar es a Mí, vuestro Dios, en Mi Santísima Trinidad.

 

Vosotros debéis de poner de vuestra parte el que no Me dañe más, satanás, a través de vuestros pecados, a través de vuestras debilidades, a través de vuestros errores. Ciertamente, vosotros, también salís afectados, porque el pecado os va a atraer un castigo, temporal o eterno y, también, debéis de cuidar de ésa parte, pero, si realmente Me amáis, Mis pequeños, entonces, evitaréis los pecados, para que no Me dañen a Mí, vuestro Dios.

 

Mi Padre os dio la vida, el don de la vida, para que vosotros hicierais cosas buenas y, con ellas, agradarais a Nuestro Corazón, en Nuestra Santísima Trinidad, pero, si os volvéis en, cierta forma, instrumentos de satanás, en donde pecáis para que él goce dañando a Mi Corazón Sacratísimo, entonces, os volvéis instrumentos de él y no estáis mostrándoMe amor. Esto es necesario que lo comprendáis, Mis pequeños y, sobre todo, porque decís que Me amáis y si es así, debéis darMe alegrías en lugar de penas.

Gracias, Mis pequeños.

 

 

Cuarto Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Os estoy esperando a todos, y todos, de ser posible, debéis de llegar a Mí, santos y, eso es, que hayáis dado vuestro máximo en servirMe, en la misión que os haya tocado y en la edad en la que debéis llevar a cabo vuestra misión.

 

Hijitos Míos, todos vosotros, cuando sois pequeñitos y entráis a la escuela, vais subiendo de grado año tras año. En todos ésos grados, vosotros vais obteniendo buenas o malas calificaciones, vais creciendo en capacidades, en conocimiento, hasta llegar a altos grados profesionales y, quizá, con maestrías o doctorados, que sería lo más perfecto, dentro de vuestros estudios terrenos.

 

Cuando estáis Conmigo, en lo espiritual, no importa la edad que tengáis, las Virtudes con las que habéis sido dotados y las capacidades espirituales, os van llevando, también, a que, aunque sean pocos los años que tengáis de vida, podéis hacer grandes cosas para el Reino de los Cielos.

 

Ciertamente, conocéis ejemplos de hermanos vuestros que se han santificado de diferentes edades de vida. Desde pequeños, jóvenes, adultos o ancianos; no importa la edad, para llegar a un alto grado de santidad, lo que importa es vuestra donación, vuestro acercamiento al Amor.

 

Ciertamente, hay almas que fueron creadas para misiones específicas, especiales, difíciles y, ellas, a veces responden y a veces no responden; ahí es donde entra vuestro libre albedrío. También, existen misiones, por decirlo así, normales, en las que entráis la gran mayoría de vosotros, y que vuestra misión es salvar almas, producir amor, pero no en la forma que tienen ésas almas especiales, en las que su responsabilidad es mayor. Todos debéis producir amor, todos debéis regresar a Mí, al final de vuestra existencia en la Tierra. Os estoy esperando a todos y todos, de ser posible, debéis de llegar a Mí, santos y eso es, que hayáis dado vuestro máximo en servirMe, en la misión que os haya tocado y en la edad en la que debéis llevar a cabo vuestra misión.

 

Con esto os quiero decir que tenéis la obligación de ser santos y con eso os quiero decir que lograsteis un alto grado de perfección, no importando la edad que teníais para servirMe, sirviéndoMe en la salvación de vuestros hermanos y glorificando Mi Santo Nombre, entre vuestros hermanos.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s