Hijo mío piensa en que en algún momento tú también deberás dejar este mundo y tu alma presentarse en la eternidad para rendir cuentas a tu Dios de los actos que has realizado durante el tiempo de vida que te regalé en la tierra.

TOMA MI MANO Y PODRÁS RECORRER CAMINOS DE AMOR Y SANTIDAD.

Publicado por María Rocío.

01/12/16

Hijo mío piensa en que en algún momento tú también deberás dejar este mundo y tu alma presentarse en la eternidad para rendir cuentas a tu Dios de los actos que has realizado durante el tiempo de vida que te regalé en la tierra.

Todos estan llamados a ser santos, pero las cosas del mundo mantienen sus almas prisioneras en pecado mientras van asintiendo en sus corazones aquello que solo hunde sus vidas en ataduras y se olvidan de las leyes del Varon Santo.

Ay!…de aquellos padres que abandonan a sus hijos entregándose a pasiones de la carne fuera de mi sacramento matrimonial… Ay!…de aquellos quienes confunden en mi camino a sus demás hermanos… Ay!…de aquellos hijos que se olvidan y abandonan a sus padres durante la vejez…Ay!…de aquellas mujeres que matan a sus hijos en sus vientres…Ay!…de aquellos que miran a sus semejantes con desprecio, envidia, odio y rencor.

Sepan pues hijos míos que nada escapa a mis ojos y que cada quien recibirá en la eternidad según haya entregado su vida a un Dios que puede hacerte renacer con su Santo Espíritu y dar un giro de amor a tu historia. Te espero, te amo. Jesús.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s