Todo lo que pido de ustedes es amor. Ámense los unos a los otros como Yo los amo. ¿Por qué combatirse en Mi Iglesia?

INICIO INDICE BUSQUEDA

PEDRO, ¿POR QUÉ ESTÁN MIS DISCÍPULOS DISPERSOS EN LA ENEMISTAD?13.01.1988

Señor, muchos Te culpan por ser injusto. Entonces se apartan de Tí diciendo: “Sihay… un Dios, suponiendo que exista un Dios, Él es injusto”.

Flor, a éstos, Yo les digo: “si ustedes mueren es a causa del mal que han cometido contra ustedes mismos, es el fruto de su apostasía. Arrepiéntanse, renuncien a sus pecados, regresen a Mí y Yo los perdonaré”.

Véanme como su Redentor, su Consolador. Yo vengo para brillar como una Luz en este oscuro mundo de hoy.

Mi Casa está reinando en la confusión, en los debates, en el interés propio, en la impiedad. ¡Pedro! ¡Pedro! ¿Por qué? ¿Por qué están Mis discípulos dispersos en la enemistad? Santificado por Mi Mano, hermano Mío, Yo te amo desde toda la Eternidad.

Mi Sagrado Corazón está herido, herido por las espinas que Le han clavado los Míos, los Míos a quienes amo. Yo te mostraré Mi Corazón Herido. Ellos están traspasando de nuevo Mi Sagrado Corazón. Mi Sangre está brotando. Ellos Me están crucificando de nuevo. No son sinceros. Me duele Mi Cuerpo por falta de amor. Mis Labios están resecos por falta de amor. Tengo sed, amada Mía.

Ellos han olvidado Mis Caminos. Ellos han olvidado que Soy Humilde, Manso y lleno de Amor. Todo lo que pido de ustedes es amor. Ámense los unos a los otros como Yo los amo. ¿Por qué combatirse en Mi Iglesia? ¿Por qué estas disputas en Mi Presencia? ¿Por qué este odio? Por qué todas estos declaraciones venenosas? ¿Dónde está su santidad? ¿Por qué están descuidando Mi Jardín? Ellos están dispersando a Mis ovejas, más que nunca, y las pocas que quedan desaparecerán también del rebaño, porque las han abandonado.

Pedro, Mis Ojos se han cansado de verlos acusándose unos a otros. Ellos han desolado Mis tierras a un desierto y no tienen nada que ofrecer a Mis ovejas. Sus caminos no son aceptables para Mí. Yo les he dado amor y paz. Yo jamás les he enseñado a juzgar a los otros. 1

Vassula, Yo gobierno con bondad. Mi Sagrado Corazón sangra y se desgarra. ¿Por qué Me provocan? ¿No he dicho que cualquiera que afirme estar en Mi Luz, pero odia a su hermano, está aún en la oscuridad? ¿Han comprendido bien a lo que me refería al decir: “Si estás llevando tu ofrenda ante el altar y, de repente, recuerdas que tu hermano tiene algo contra ti, deja tu ofrenda ahí, en el altar, ve y encuentra a tu hermano y reconcíliate primero con él y luego regresa con un corazón puro y presenta tu ofrenda”.

Con esto, Yo Me refería a que uno debe estar en armonía los unos con los otros y amarse los unos a los otros. Hagan la paz unos con otros, reconcíliense antes de ofrecerme sus dones en Mi Casa. Hija, jamás ha habido falta de Amor en Mi Corazón, ni en los corazones de Mis primeros discípulos.

Señor, yo sufro al sentir que Tú sufres. ¡Tu Paciencia es grande!

Vassula, hija Mía, resucitada de entre los muertos, ten fe en Mí, espera y ámame. Yo, El Señor, nunca te abandonaré.

Señor, yo Te pido que resucites también a Tus otros hijos como Me has resucitado a mí.

Yo lo haré, pero no porque tú Me lo has pedido. Yo los resucitaré, porque esta era y es Mi Voluntad. Ven y no olvides Mi Presencia. Bienamada, al final Yo prevaleceré.


1 Cuando ellos rehusaban a reunirse conmigo, ya me juzgaban

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s