ARREPIENTANSE.

¡ARREPIÉNTANSE!28.12.1993

“Y nosotros, con nuestros rostros descubiertos, reflejando como espejos la brillantez del Señor, brillando más y más, mientras nos convertimos en la imagen que reflejamos; ésta es la obra del Señor que es Espíritu”. 2Co 3,18 

La paz sea contigo. Dichoso el hombre que atesora este Mensaje profético, ustedes son el rebaño de Mi preferencia… Vassula, ¿está listo tu espíritu para escribir? 

Sostén mi espíritu en Tu Espíritu y permite que yo haga todo lo mejor para complacerte. 

Yo vendré a tu campamento,1 vendré para encontrar Mis primeros frutos, vendré a Mi pueblo, que no han cambiado Mi Gloria por lo que no tiene poder. 2 Vendré a los santos que tuvieron constancia y mantuvieron su fe. 3  Cuida que nadie te engañe, porque muchos rehusarán creer que los dolores de parto ya han comenzado y que ya están en su fase terminal. Ahora, estos dolores de parto se incrementarán más aún, ya que Mi Reino sobre la tierra está a la mano.

Yo te digo solemnemente: ni un solo hombre quedaría con vida después de las tribulaciones y la angustia de esos días, si no es por Mis almas generosas que expían por los malvados. No, no muchos de ustedes han comprendido de qué manera sus intercesiones los salvarán.

Y ustedes, que vienen de Mi Propia Casa y dicen: ” ¡estos profetas están profetizando mentiras en el Nombre de Dios. Dios no los ha enviado. Sus predicciones tienen como objetivo a los que Él más ama!”. Yo les digo: estos profetas que Yo no he enviado, y que profetizan en Mi Nombre, les diránsolamente cosas buenas por suceder.

Mis profetas son enviados a ustedes para gritar con consternación: “¡arrepiéntanse! pues ¡la cólera de Dios extenderá un fuego que los quemará!” Pero ustedes no escuchan, porque toman Mis llamados como amenazas. Cuando ellos gritaron, adoloridos: “¡arrepiéntanse! pues el Destructor ya está muy bien situado en cada ciudad y ¡ninguno de ustedes escapará! El Valle se ha convertido ya en una tumba gigantesca. ¡Arrepiéntanse! o de lo contrario, ¡allí morirán también!”, ustedes no escucharon. Ustedes, quienes no creen ni leen, pongan su atención en este proverbio: “Aquél que ama la disciplina, ama el conocimiento; estúpido es el hombre que odia la corrección”. 4 

Yo les digo: es a causa de que su espíritu ha prosperado, que perdieron su inteligencia. Su confianza en ustedes mismos y su petulancia los han cegado y han hecho que sus pies corran lejos de Mis profetas para que no los escuchen. ¿Por qué están tan ansiosos de unirse a la compañía de sus antepasados, aquellos que proclamaban: “nosotros nunca nos hubiéramos unido al derramamiento de sangre de los profetas, si hubiéramos vivido en el tiempo de nuestros padres?”. 5 Por esto, a Mi vez, Yo les estoy enviando profetas y a lo más selecto de Mis Cortes: para salvarlos.

Yo les digo: algunos de Mis pastores se están rebelando contra Mí y han reducido esta generación a un desierto y la han llevado a apostatar, pero ustedes continúan tomando Mi Signo celestial como una amenaza. Cuando Yo lleno los cielos de Maná, 6 para que descienda sobre ustedes como gotas de rocío matinal, cayendo sobre el suelo para llenar sus bocas con Integridad, ustedes se estremecen y su corazón juzga precipitadamente. Cuando Me ven encima, acampando en alma tras alma, 7 ustedes tiemblan y proceden a devastar Mis campamentos, 8 Mis propiedades…. Cuando ven el Arca de la Alianza, 9 como un Signo reluciente en el cielo, ese Tesoro radiante desplegado ante sus propios ojos, esta Maravilla que contiene Mi Gloria, ustedes devastan y saquean a todos aquellos que dan la bienvenida a Mi Gloria… Bendito es aquél que saborea Mi Maná oculto, es el Alimento 10 de su salvación y será admitido en Mi Reino para compartir Mi Gloria….

Sólo Yo soy Sabiduría. Yo, Dios, les estoy predicando, y hoy más que nunca los estoy sellando a todos con el sello de Mi Espíritu Santo. Abran sus corazones y reciban esas bendiciones espirituales que les estoy enviando sin cesar, desde el Cielo. Reconozcan Mi Trono, como el resto de los santos, reconozcan este gran y maravilloso Signo del Hijo del Hombre y únanse al himno de los santos para cantar:“Qué grandes y maravillosas son todas Tus Obras,
Señor Dios Todopoderoso;
justos y verdaderos son todos Tus Caminos. 
11 
Rey desde el principio,
¿Quién es como Tú? Sólo Tú eres Santo,
y ahora el primero será el último
y el último será el primero.

Tú Te has revelado a Ti Mismo
a aquellos que no Te buscaban.
Has mostrado Tu Trono a aquellos
que nunca han honrado Tu Nombre;
y ahora son estos mismos los que
vienen a adorarte y venerarte.
Ellos han aprendido
de la Boca de Tu Espíritu Santo
a proclamar alabanzas para Ti.
Estos son los que se mantendrán fieles a Ti,
porque Tú, que eres el Cordero,
y Te sientas en el Trono, serás su Pastor
y los conducirás a manantiales de agua viva.
Redimidos para ser los primeros frutos para Ti,
nuestro Dios, y para Ti, el Cordero.” 
12
Mi Espíritu Santo reunirá a los cojos y reunirá a aquellos que se habían extraviado. Ellos serán injertados a Mí, para honrar una vez más Mi Santo Nombre y restaurar Mi Reino sobre la tierra. Vassula, Mi Gracia está sobre ti, ¿así que, qué tienes que temer? Yo estoy contigo…. restaura Mi Casa… 
13 Yo te digo: pronto estarás Conmigo. Mientras tanto, haz que el Nombre de Mi Padre y el Mío sean conocidos, para que Mis niños se den cuenta de a quién Le pertenecen, y de quién descienden. Permíteme utilizarte para Mi Plan.

Pequeña, Yo, Jesús, te bendigo. Ic. 


1Dios se refiere a que Él estará presente y estará conmigo: 1 Sm 4,7: “Dios ha llegado dentro de Su campamento”. Nuestra alma puede convertirse en el campamento donde Dios puede vivir. También podemos convertirnos en Su Trono
2 Alusión a Ap 13,14 : ” la estatua de la bestia”
3 Ap 13,10
4 Pr 12,1
5 Mt 23,30
6 Dios se refiere a Su Espíritu Santo
7 1Sm 4,7
8 Campamentos significa almas de las que Dios se apoderó e hizo Suyas
9 En este pasaje, el Arca de la Alianza representa la Presencia de Dios, así como el Espíritu Santo de Dios
10 Aquí, el Espíritu Santo representa el “Alimento”, conocimiento espiritual: Sabiduría. Los Hebreos llevaban el Maná celestial en un recipiente colocado en el Arca de la Alianza (Heb 9,4)
11 Ap 15,3
12 Ap 14,4
13 Esto lo dijo el Señor, después de que hizo una pausa. Lo dijo en un tono muy grave, pero con mucha calma, mostrando majestad y autoridad

  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s