PROMESAS DE NUESTRO SEÑOR A LOS ADORADORES DE LA EUCARISTIA.

PROMESAS DE NUESTRO SENOR A LOS ADORADORES DEL SACRAMENTO DEL ALTAR
1. Aquellos que dediquen en la Noche del Jueves al Viernes una Hora Santa a Adorar el Sacramento (que también puede ser a domicilio), morirán después de recibir la Santa Comunión y así pasar a la eternidad.
2. Los que hacen el jueves en el día de una visita de media hora en la iglesia y permanezcan frente en el tabernáculo, recibirán un alto nivel de conocimiento de la fe, del misterio de mi omnipotencia y amor a la Eucaristía, y por lo tanto también un verdadero amor desinteresado por los demás seres humanos que sufren, asi como la obtención del don de un buen Entendimiento .
3. Los que a diario  asisten a misa con devoción profunda, pueden ganar por sus semejantes muchas bendiciones, gracias  y ayuda en todas sus preocupaciónes y en la eternidad estará siempre muy cerca de mí.
4. Los que antes de recibir la Santa Comunión siempre ofrezcan una prueba de superación, en sacrificio o en reparacion en honor del Santísimo Sacramento, alcanzaran un alto  anhelo por mí y por la sagrada comunión, que ya no podran vivir sin mí, y recibiran en cada eucaristia una doble racion en su valor y será verdaderamente digno.
5. Los que toman el tiempo despues de la comunión de una media hora de adoración y acción de gracias, voy a introducirlos más y más profundamente en el misterio de Mi amor y compartirles mi amor, que de ese modo adquieren una conciencia muy clara y un reconocimiento claro y fiable de sus errores y debilidades.
6. Aquellos que durante la Trabsustanciacion y la Elevacion de mi Carne y Sangre y en humildad pidireran  ayuda, una gracia o un consejo, recibirán esto al instante, si es que es necesario para la salvación.
7. Los que a sí mismo después de la Trabsustanciacion  conmigo en oracion  y union con mis heridas y la sangre se ofrezcan al  Padre celestial como ofrenda de expiación por los pecados del mundo, les guiare con mi gracia hasta su fin, las consolare  y guíare, de modo que jamas  necesitará ningún consuelo de otras personas.
8. Aquellos que atiendan durante el Santísimo Sacramento expuesto durante una Hora Santa y con humildad sincera, ofrezcan Mi preciosa sangre, por el perdon de sus pecados y por los de todo el mundo, puede estar seguro de que en su hora del culto hallará mi complacencia y perdonaré todos sus pecados y sera caracterizado y dotado con muchas gracias, sobre todo con la gracia de la sabiduría.
9. Aquellos que participan con una preferencia especial a la bendición de la  misa de durante la cual se rezan las letanías  del Sacramento del Altar o  el rosario de mis Llagas, alcanzarán un grado particular de la santidad y acompañe con una protección especial todas sus empresas con la bendición, gracia y abundantes frutos.
10. Los que se esfuerzan también para llevar a otros a mi Tabernaculo o traer a un ser humano en horario de culto, acanzaran la gran gracia obtener la luz y  ser líderes de sus projimos que aún están lejos de mí, de llevarlos al cielo, y por lo tanto la gracia para ser mi instrumento para la salvación de los hombres.
Tomado del Libro: La Armada de la Preciosa Sangre por Rudolf Schaffer.  Altötting, Editorial Mediatrix. Hallado en la Biblioteca Nacional Alemana en Frankfurt y Leipzig.
TRADUCIDO POR ZIA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s