EL MAS HERMOSO DIA DE LA VIDA, ES EL DE LA MUERTE.

LIBRO EL Y YO. DADO A GABRIELE BOSIS. PALABRAS DE JESUS

1105. 25 de mayo. Después de las Vísperas. “Si Yo quisiera tenerte una hora a Mis Pies, sin decirte
nada, sino solamente viéndote mirarme, tendrías que conservar la misma serenidad de ánimo.
Eres Mía y Yo puedo hacer contigo lo que Yo quiera sin que pierdas tu sonrisa inte-rior. Ten el
valor de amar de este modo. No quieras sino lo que Yo quiero, pues todas Mis Voluntades son
voluntades de Amor. Y si algu-na vez esto te parece penoso, piensa que más tarde Mi Corazón te
compensará. “Piensa en el Cielo con mayor frecuencia, ya que el Cielo es tu Morada de mañana,
en donde muchos te aguardan y en donde vas a aumentar Mi Gloria accidental.
“No es orgullo ninguno pensar en ir al Cielo; es vuestro deber ir allá y no descuidar medio alguno
para ello; es el vivo deseo de Mi Cariño.
“De noche, cuando te despiertas, Me ofreces instintivamente el trance de tu muerte. Pero Yo la
conozco bien, tal y como te va a venir. Con todo Mi Amor te la escogí, como a cada uno de Mis
Apóstoles le escogí la suya. No temas, pues, abrazar por anticipado esta última cruz de la Tierra, la
muerte, en unión con Mi Cruz. Haz de tu muerte, anticipadamente, un acto de amor perfecto,
dichosa de dejar tu cuerpo para caer en Mis Brazos.
“Porque el más hermoso día de la vida es el día de la muerte; dejar esta Tierra para unirse al
Esposo; dejarlo todo, alegremente y sin nostal-gia, para probarle así el amor. Recuerda lo que dijo
aquel soldado en plena guerra: pensar que de un momento a otro puedo ver a Dios’. Desea
vivamente esa visión de Dios como lo más espléndido que te pueda suceder, y subordina todas tus
acciones al interés del supremo instan-te de tu partida. ¿No es cierto que cuando te ponías en
camino para ir a otro continente te sentías como si fueras otra persona? Cree firme-mente que en
ese gran momento de la partida final, tendrás todas las Gracias necesarias que ahora te son
incomprensibles. Yo no abandono a los Míos, Mi querida pequeña. Y por antici-pado, ofréceme tu
impaciencia por encontrar-me: ¡con qué gozo escucharé tu grito!”

Un comentario sobre “EL MAS HERMOSO DIA DE LA VIDA, ES EL DE LA MUERTE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s