ARREPENTIOS Y CONVERTIOS PORQUE EL REINO DE DIOS ESTA CERCA. DADO A ENOC.

¡ESTE AÑO DE MISERICORDIA Y PERDÓN ES LA GRACIA QUE OS DOY PARA QUE PODÁIS RESISTIR MAÑANA VUESTRO PASO POR LA ETERNIDAD!

OCTUBRE 19 2016 10: 35 A.M DADO A ENOC.

LLAMADO DE JESÚS EL BUEN PASTOR A LA HUMANIDAD

Mi paz sea con vosotras ovejas de mi grey

La inmensa mayoría de esta humanidad ingrata y pecadora no ha querido acogerse a mi amnistía de Amor, Perdón y Misericordia. Se niegan a entrar por la puerta del perdón; ¡oh, qué tristeza siento en mi Corazón al ver que tantos desprecian mi regalo de misericordia! ¡Pobres de vosotros pecadores que no habéis querido atender a mis llamados; pobres de vosotros tibios de corazón que continuáis en vuestra tibieza espiritual! Hoy me dais la espalda y no la cara y decís en vuestro interior que nada os pasará. Necios e insensatos, la salvación de vuestra alma peligra; si no os acogéis a mi amnistía de perdón, os aseguro que muchos no resistiréis la llegada de mi Aviso.

Este año de misericordia y perdón es la gracia que os doy para que podáis resistir mañana vuestro paso por la eternidad. ¿Qué estáis esperando humanidad de dura cerviz, para volver a Mí? Si no os acogéis ahora a ella, mi misericordia, os aseguro que ya no la hallaréis. Son los últimos llamados que os hago antes de partir; no quiero vuestra muerte mis pequeños rebeldes.

Os pido rebaño mío que hagáis extensivo este año de mi misericordia a todos aquellos que en vuestra familia andan en pecado o en tibieza espiritual, para que mañana no se pierdan cuando toque a la puerta de sus almas. Entrad por la Puerta de mi Misericordia rebaño mío y haced lo que se os pide para que ganéis la indulgencia y la apliquéis a aquellos que están más alejados de Mi. Espiritualmente pasadlos por la Puerta de mi Misericordia, para que cuando llegue el día de mi Aviso no se pierdan y puedan ser despertados y vuelvan a Mi.

Volved a Mí, hijos rebeldes, no quiero vuestra muerte, os estaré esperando hasta el último segundo de mi Misericordia; no me dejéis esperando, no me dejéis con los brazos abiertos. Os amo y quiero que viváis y estéis conmigo en el Paraíso. ¡Apresuraos, corred, no os tardéis ; mirad que el día está feneciendo y la noche está que llega. Estad preparados porque cuando menos lo penséis, llegará el Hijo del Hombre a tocar a vuestra puerta. Mi paz os dejo, mi paz os doy. Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca.

Vuestro Maestro, Jesús el Buen Pastor.

Dad a conocer mis mensajes, ovejas de mi rebaño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s