SEREIS PROBADOS COMO SE PRUEBA EL ORO. EL CIELO ES PARA LOS VALIENTES.

CAMINAD COMO HIJOS DE LA LUZ QUE SOIS, PARA QUE ALUMBRÉIS LA OSCURIDAD QUE SE APROXIMA
DADO A ENOC.
Enero 9 / 2012 4:30 p.m.

LLAMADO URGENTE DE JESÚS EL BUEN PASTOR A SU REBAÑO 

Rebaño mío, que mi paz esté con todos vosotros.

La humanidad se lamentará por no haberse querido acoger a mis llamados a la conversión. Mi misericordia cada vez se aleja más y más, para dar paso a mi justicia; los dolores de parto han comenzado y los ayes, muy pronto se dejarán escuchar. Todo comenzará a cambiar, todo dará un giro que el hombre no podrá detener; el reloj del tiempo ya comenzó su cuenta regresiva, todos los acontecimientos están a punto de desencadenarse; después de mi Aviso y Milagro, vienen las pruebas para la creación y sus criaturas.

Seréis probados como se prueba el oro en el fuego; vuestra fe será probada, vuestra caridad será puesta a prueba y vuestra fidelidad para con Dios y vuestros hermanos también será puesta a prueba. Os digo, que ningún mortal podrá entrar por la puerta de la nueva creación, sin antes ser purificado. Los nuevos cielos y la nueva tierra que mi Padre creará, serán para los valientes, para el pueblo fiel que se mantuvo firme y leal a Dios en el tiempo de la purificación. Permaneced pues firmes rebaño mío, porque mi adversario pondrá a prueba vuestra fe, el conoce vuestras debilidades; reforzad con la oración vuestras puertas abiertas, para que las fuerzas del mal no puedan entrar y haceros daño.

Mis jóvenes os pido castidad, para que no os perdáis por la lujuria; esposos, amad a vuestras esposas y esposas amad a vuestros esposos y guardad fidelidad, para que no os perdáis por el adulterio; os digo esto, porque muchos se perderán por los pecados de la carne; por eso os advierto, para que oréis, ayunéis y hagáis penitencia, en las áreas donde sois más susceptibles a caer. Todos los pecados con los cuales los malvados se han condenado, mi adversario los esparcirá por la creación y sus ángeles demoníacos probarán a la humanidad y buscarán la forma de hacerla perder. Por eso hijos míos, no os canséis de orar, ayunar y hacer penitencia, para que podáis destruir todas estas miserias con las cuales mi adversario y sus ejércitos del mal os pondrán a prueba para haceros perder.

Amaos y perdonaos los unos a los otros a imitación mía, perdonad a vuestros enemigos; acordaos que el amor es la base del perdón, sin amor no hay vida; no lo olvidéis. Caminad como hijos de la luz que sois, para que alumbréis la oscuridad que se aproxima. No os apartéis de Mi y de mi Madre, para que no os perdáis; permaneced firmes y levantaos lo más pronto posible si caéis, mi Madre os mostrará refugios donde encontraréis consuelo y protección en aquellos días. Cuidaos de caer en pecado mortal, porque mis ministros van a estar dispersos y sean muy escasos; mi adversario atacará con mayor fuerza a mis sacerdotes y demás ministros de mi Iglesia. Si caéis en pecado mortal, haced ayuno, oración y penitencia; rezad el salmo 51, que os será de gran ayuda en estos días de prueba, pedidle a mi Madre que os lleve a los refugios marianos, donde encontraréis sacerdotes fieles a mi evangelio, que os ayudará a que os reconciliéis nuevamente conmigo. Estad pues pueblo mío, alerta y vigilantes, que no pase un día sin colocaros vuestra armadura espiritual, haciéndola extensiva a vuestros familiares; no entréis en batalla espiritual sin vuestra armadura puesta, para que no os llevéis sorpresas desagradables; acordaos, sin la ayuda del cielo estáis perdidos, porque vuestra lucha no es con gente de carne y hueso, sino contra los principados y potestades, contra dominadores de este mundo tenebroso, contra los espíritus del mal, que moran en los espacios celestes (Efesios 6,12).
Estas pues listo mi ejército militante, uníos en oración a mi Madre y a los ejércitos celestiales, para que juntos derroten al príncipe de este mundo y sus huestes del mal. Que nada, ni nadie os robe mi paz. Os bendigo en el nombre de mi Padre, en mi Nombre y el nombre del Santo Espíritu de Dios.

Quedad en mi Paz. Vuestro libertador, Jesús, el Buen Pastor de todos los tiempos.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s