NOVENA DE LIBERACION.

NOTA. EL DIA 29DE OCTUBRE.  SE EMPEZARA ESTA NOVENA EN ALGUNOS GRUPOS DE WASP. LA ORGANIZA EL PADRE TORO.
EL PRIMER DIA SE AYUNARA A PAN Y AGUA. LOS DEMAS DIAS NO.
PODEMOS HACERLA POR NOSOTROS
O POR PERSONAS QUE LO NECESITEN.
POR EJEMPLO PERSONAS QUE PEQUEN MUCHO, PERSONAS QUE SUFREN, PERSONAS QUE NO TENGAN FE.
PERSONAS QUE TENGAN CASOS DE POSESION.
TAMBIEN SOBRE ENFERMEDADES, PORQUE MUCHAS ENFERMEDADES TIENEN ORIGEN ESPIRITUAL. OTRAS NO.
Novena al Dios de las liberaciones
Ven Espíritu Sanco, ven Fuego de Amor, ven Espíritu Santo, ven Luz Eterna, ven Espíritu Sanco, ven Fuerza de lo Alto, ven Espíritu Santo, ven Divino Consolador, ven Espíritu Santo, ven Espíritu de Verdad, libéranos de las tinieblas del pecado y del Maligno, libéranos de las trampas del tentador y del atormentador, libéranos de las redes del Diablo y de los malhechores, establécenos en la verdad, Cristo es la Verdad. Condúcenos por el buen camino; Jesús es el Camino, Por tu Gracia, vivifícanos, Jesús es la Vida. Comunión viva de Amor del Padre y del Hijo, espíritu de auxilio de los creyentes, que vives y reinas. Dios bendito y tres veces Santo por los siglos de los siglos. Amén.
Yo confieso ante Dios todopode1’oso y ante vosotros, hermanos, que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión. Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. Por eso ruego a Santa María, siempre Virgen, a los ángeles, a los santos y a vosotros, hermanos, que intercedáis por mí ame Dios, Nuestro Señor. Amén
Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad.
Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Sanco, nació de Santa María Virgen; padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso: Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.
Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en tentación y líbranos del mal. Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria por los siglos de los siglos. Amén.
Dios te salve, María, llena de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de m vientre, Jesús. Sama María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, y por lo siglos de los siglos. Amén
(Oración de liberación Nos santiguamos cada vez que nos encontremos con el símbolo +. Recordemos que los santos han expulsado al Diablo solo con una señal de la Cruz. También podemos hacer sobriamente gestos espontáneos que nos ayuden a vivir mejor esta oración.)
Señor Dios, Padre Todopoderoso, mira con bondad, compasión y misericordia a tu hijo/a y servidor/a: (di tu nombre). Por la Preciosa Sangre de tu divino Hijo Jesucristo, revísteme con tu protección divina y guárdame de las venganzas del Príncipe de las tinieblas. Por tu bondad, dame la fuerza de tu Santo Espíritu e instrúyeme en el combate para que, en el Nombre de Jesucristo, mi vida y la de las personas que me has confiado, sean liberadas de las maniobras, influencias y trampas del Maligno. Por tu Espíritu Santo, aumenta mi fe en el Santo Nombre de Jesús para que pueda combatir victoriosamente las maniobras ocultas de las fuerzas del mal en mi vida. Por tu Espíritu Santo, concédeme perseverancia para que aguante firmemente y combata el buen combate de la fe, Tú que vendrás a juzgar el mundo por el fuego. Amén.
Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Jesucristo, escuchamos.
Jesucristo, atiende nuestra Súplica.
Padre celeste, que eres Dios, ten piedad de nosotros.
Espíritu Santo, que eres Dios y procedes del Padre y del Hijo, ten piedad de nosotros.
Trinidad Santa, que eres un solo Dios, ten piedad de nosotros.
Santa María, Santa Madre de Dios, ruega por nosotros.
Santos ángeles custodios y santos arcángeles, todos los coros celestiales, defendednos y guardadnos.
San Gabriel, San Rafael y San Miguel, rogad por· nosotros.
San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestro amparo contra la perversidad y las acechanzas del demonio. Que Dios le reprima, es nuestra humilde súplica. Y tú, Príncipe de la Milicia Celestial, con la fuerza que Dios te ha dado, arroja al infierno a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.
Y ahora: ¡Oh puertas, Levantad vuestros dinteles, alzaos puertas eternas, que entre el Rey de la gloria!  Quién es el Rey de la gloria? Es el Señor, el fuerte, el poderoso, el Señor; el poderoso en el combate. ¡Oh puertas, levantad vuestros dinteles, alzaos puertas eternas, que entre el Rey de la gloria. El Señor de los Ejércitos, él es el Rey de la gloria (Sal 23, 7-10)
(Pausa y silencio. Acogemos en la fe la presencia del Señor de los combates.)
“Que os castigue el Señor” (Judas 9) Satanás y vosotros, espíritus rebeldes rechazados por Dios, espíritus impuros y persecutores. Amén. Aleluya. “Que os reprima el Señor” Serpiente y vosotros, espíritus de brujería, magia y esoterismo condenados a la perdición por Dios. Amén. Aleluya. “Que os reprima el Señor” Satanás y vosotros, fuerzas ocultas y espíritus malhechores que ya habéis sido vencidos por Cristo, espíritus de mentira y enfermedad que nos tentáis y atormentáis. Amén. Aleluya. “Que os reprima el Señor” enemigos del bien y amigos del mal, espíritus de tinieblas, “Impío a quien el Señor’ destruirá con el soplo de su boca y aniquilará con la manifestación de su venida” (2 Tes 2,8) Amén. Aleluya. Que Jesús crucificado, muerto y resucitado os reprima, Él “que canceló la nota de cargo que había contra nosotros, la de las prescripciones con sus cláusulas desfavorables, y la quitó de en medio clavándola en la cruz. Y, una vez despojados los Principados y las Potestades, los exhibió públicamente, incorporándolos a su cortejo triunfal.” (Col 2, 14-15) Amén. Aleluya. Que Jesús crucificado, muerto y resucitado que “Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder y pasó haciendo el bien y curando a todos los oprimidos por el diablo” (Hch 1 0,38) os expulse + de mi corazón y de mi cuerpo, de mi alma y de mi espíritu. Amén. Aleluya. Que Jesús crucificado, muerto y resucitado, a quien le ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra (Mt 28,18) y que dijo: “Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días basta el fin del mundo” (Mt 28,20) os mande + Él mismo salir inmediatamente de mi vida, mis bienes interiores y exteriores para que mi “ser entero, el espíritu, el alma y el cuerpo se conserve sin mancha hasta la Venida de nuestro Señor Jesucristo» (1 Tes 5,23), por el Espíritu Santo. Amén. Aleluya. Que Jesús crucificado, muerto y resucitado, cuya Sangre y agua han brotado del costado abierto como una fuente de misericordia y liberación para mí, os expulse + Él mismo y me arranque para siempre de las redes de vuestros sortilegios maléficos, “Él que ha sido traspasado por nuestras rebeldías, molido por nuestras culpas. Él soportó el castigo que nos trae la paz y con sus heridas hemos sido curados. ” (Is 53,5) Amén. Aleluya. Que Jesús crucificado, muerta y resucitado me libere + de toda maldición, cualquiera que sea su procedencia: antepasados y padres, conocidos y amigos, mis propios comprometimientos y pecados, Él, el “Dios de los perdones” (N eh 9,1 7). Pues “Dios liberador nuestro Dios” (Sal 68,21) Amén. Él en quien el Padre “nos ha bendecido con toda clase de bendiciones espirituales” (Ef l ,3), que rompa y retire + para siempre de mi vida humana y espiritual el yugo de la maldición del pecado, del diablo y de sus secuaces. Amén. Aleluya. Que por el Poder del Soplo de su boca, el Espíritu Santo, Jesús rompa roda atadura y corte + toda influencia maligna sobre mi espíritu, mi alma, mi cuerpo y todos mis bienes. Amén. Que por la omnipotencia del Santo Nombre de Jesús quede cortado y deshecho + todo nudo del diablo en mi vida y en mi ser físico y espiritual. Amén. Que por el Santísimo Nombre elevado por encima de todo nombre, en el Nombre del Padre de las luces y del Espíritu Santo +, todo lo que el diablo ha sembrado y construido en mi vida y en mis relaciones quede echado por tierra y demolido. Amén. Que por el Santo Nombre de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo sean destruidos y aniquilados + en las profundidades de la tierra y el polvo, en las alturas de los cielos y los lugares celestes -el sol, la luna y los astros del cielo-, en los mares, los ríos y las aguas, en el aire y los vientos, en el fuego y el calor, en los bosques y montes sagrados, en las colinas, montañas y valles, todos los artificios y maleficios de Satanás para dañarnos, robar y matar y destruir” (Jn 10,10).
Sí, el Señor es mi guardián, mi sombra. El Señor está a mi derecha. De día, el sol no me hará daño, ni la luna de noche puesto que está escrito: “El Señor te guarda de todo mal, Él guarda tu alma. El Señor guarda tus salidas y entradas, desde ahora y por siempre ‘·” (Sal 121, 5 -8) Amén. Que por el Nombre de Jesús, toda pócima y todo veneno del demonio sea destruido y eliminado + de mí, de mi cuerpo y mi alma, de mi casa y mi entorno, en el Nombre del Padre+ y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Que en el Nombre de Jesús, todo pacto y alianza, roda consagración y matrimonio hechos sobre mí y las personas que el Señor me ha confiado, sobre mis bienes temporales y espirituales, por mis familiares vivos o difuntos, amigos o allegados, con o sin mi consentimiento, queden anulados y rotos + ahora en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Que todo decreto u orden, que todo objeto, documento escrito y demás cosas que ordenan y sellan esos pactos sean ahora rotos y abolidos + para siempre en el Nombre de Jesús. Y que sean ahora destruidos + por el fuego de Dios en el mundo espiritual y en el mundo material. Amén. Que todas las trampas del Maligno y sus secuaces sean desechas y aniquiladas en el Nombre del Padre.
Jesús, Hijo del Dios vivo, ten piedad de nosotros.
Jesús, imagen del Padre invisible, ten piedad de nosotros.
Jesús, Sabiduría eterna, ten piedad de nosotros.
Jesús, Esplendor de la Luz eterna,…
Jesús, Verbo de vida,…
Jesús, Hijo de la Virgen María,…
Jesús, Verdadero Dios y verdadero Hombre,…
Jesús, nuestro Soberano Sacerdote eterno,…
Jesús, Anunciador del Reino de Dios,…
Jesús, Médico de las almas y los cuerpos,…
Jesús, Salud de los oprimidos,…
Jesús, Consolación de los desamparados,…
Jesús, Vencedor de Satanás,…
Jesús, Vencedor de la muerte y del pecado,…
Jesús, nuestro Salvador y nuestro Redentor,…
Jesús, por tu preciosa Sangre, líbranos y libéranos de toda acción diabólica sobre nuestra alma. Amén. Aleluya.
Jesús, por tu preciosa Sangre, líbranos y libéranos de toda acción diabólica sobre nuestro espíritu. Amén.
Aleluya. Jesús, por tu preciosa Sangre, líbranos y libéranos de toda acción diabólica sobre nuestro pensamiento. Amén. Aleluya. Jesús, por tu preciosa Sangre, líbranos y libéranos de toda acción diabólica sobre nuestro cuerpo.
Amén. Aleluya. Jesús, por tu preciosa Sangre, líbranos y libéranos de toda acción diabólica sobre nuestros sentidos y nuestras emociones. Amén. Aleluya. Jesús, por tu preciosa Sangre, líbranos y libéranos de toda acción diabólica sobre nuestra familia y nuestros bienes. Amén.
Aleluya. Jesús, por tu preciosa Sangre, líbranos y libéranos de toda acción diabólica sobre nuestro país. Amén.
Aleluya. Jesús, por tu preciosa Sangre, líbranos y libéranos de toda maldición. Amén. Aleluya. Jesús, por tu preciosa Sangre, líbranos y libéranos de la magia y el espiritismo. Amén. Aleluya. Jesús, por tu preciosa Sangre, líbranos y libéranos de todo embrujamiento y maleficio. Amén. Aleluya. Jesús, por tu preciosa Sangre, líbranos y libéranos de toda forma de ocultismo. Amén.
Aleluya. Jesús, por tu preciosa Sangre, líbranos y libéranos de las malas influencias. Amén. Aleluya. Jesús, por tu preciosa Sangre, líbranos y libéranos de las dominaciones y ataduras. Amén. Aleluya. Jesús, por tu preciosa Sangre, líbranos y libéranos de las malas inclinaciones. Amén. Aleluya. Jesús, por tu preciosa Sangre, líbranos y libéranos de nuestros defectos y debilidades. Amén.
Aleluya. Jesús, por tu preciosa Sangre, líbranos y libéranos de rencores, envidias, celos y calumnias. Amén.
Aleluya. Que el Santo Nombre de Jesús esté desde ahora y para siempre sobre nosotros, en nosotros y alrededor de nosotros. Amén.
Que el Santo Nombre de Jesús esté en nuestros pensamientos, nuestra memoria, nuestra imaginación y huesera inteligencia. Amén. Que el Santo Nombre de Jesús esté desde ahora y para siempre a nuestra izquierda y a nuestra derecha para no sucumbir. Amén.
Que el Santo Nombre de Jesús esté en nuestro corazón y en nuestros labios. Amén.
Que el Santo Nombre de Jesús esté en nuestros pensamientos, nuestras emociones y nuestros sentidos. Amén. Que el Santo Nombre de Jesús esté en nuestras palabras y acciones. Amén. Que el Santo Nombre de Jesús sea nuestra protección. Amén. Que el Santo Nombre de Jesús nos guarde del desánimo y de la duda. Amén. Aleluya. En el Nombre de Jesús, proclamo la bendición de Dios en mi vida. Amén.
Aleluya. En el Nombre de Jesús, proclamo la victoria de Dios en mi vida. Amén. Aleluya. En el Nombre de Jesús, proclamo el reino de Dios sobre mis enemigos. Amén. Aleluya. En el Nombre de Jesús, canto la victoria del Señor sobre los que me acosan. Amén. Aleluya. En el Nombre de Jesús, el Nombre por encima de rodo nombre, alabo la gloria del Padre Eterno, valiente en la batalla sobre Goliat y todos mis adversarios. Amén. Aleluya.
“Amén. Alabanza, gloria, sabiduría, acción de gracia, honor, poder y fuerza a nuestro Dios por los siglos de los siglos. Amén. ” (Ap 7,12)
“Eres digno, Señor y Dios nuestro de recibir la gloria, el honor y el poder por que tú has creado el universo; por tu voluntad, existe y fue creado.” (Ap 4,1 1) 48 “Al que está sentado en el trono y al Cordero, alabanza, honor, gloria y poder por los siglos de los siglos.” (Ap 5,13) Amén.
“Grandes y maravillosas son tus obras, Seño1; Dios Todopoderoso: Justos y verdaderos tus caminos, ¡oh Rey de las naciones. ¿Quién no temerá, Señor; y no glorificará tu Nombre? Parque solo Tú eres santo y todas las naciones vendrán y se postrarán ante ti, porque han quedado de manifiesto tus justos designios.” (Ap 15 , 3-4) + No he de morir, viviré y contaré las obras del Señor, Él que me ha librado de la red del cazador, pues sé que mi Redentor está vivo. Alabanza al Señor de los vivos. Aleluya. Él da la victoria a los que lo temen. Aleluya.
Alabanza Trinitaria (Se reza 5 veces seguidas. Inspirada a Santa Gertrudis)
Gloria a Ti, Dulcísima, Nobilísima, Gloriosa, Inmutable e Inefable Trinidad, Santísima y Eterna Trinidad, Indivisible Unidad del Padre, del Hijo y del Espíritu. Amén.

2 comentarios sobre “NOVENA DE LIBERACION.

  1. Me gusto mucho Dios siga bendiciendo y cubriendo con su preciosa Sangre al padre Wilson para que nos siga ayufando con sus oraciones gracias padre Wilson y tambien a Angelica Pajares por publicar todo esto. Bendiciones para todo el pueblo de Dios.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s