473 17/09/16 De Mª.Stmª. SABOREAR EN LA ORACIÓN

Una hora Conmigo

Queridos hijos de Mi Corazón Inmaculado, reflexionad: ¿Cómo se conoce una cosa ‘espiritual’? por el espíritu, el alma cultivada que tenéis, conocimientos y experiencia… ¿Y las cosas reveladas? Por la fe. Quien no tenga fe, no verá en la Santa Misa, por ejemplo, el Sacrificio de Cristo, Su Cuerpo Inmolado y Su Sangre derramada en la Cruz…

Se conoce muy dentro del alma, en lo secreto. Como cuando no se ve un alimento, pero se paladea, el sabor nos dice si es dulce o salado, si es ácido o amargo… ¡Saber y sabor! Saborear es adecuado para definir una relación con Dios en la oración.

Hijos, en esto, si alguno cree saber algo, es que aún no ha comprendido cómo se debe saber y conocer… (1Co 8, 2) saboreando… Dios resiste a los soberbios, mientras da Su gracia a los humildes… (Stg. 4, 6) como aquel sacerdote que se atrevió…

Ver la entrada original 174 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s