Si vosotros tenéis algún ataque de estos, sacad el crucifijo, sacad el Rosario: Satanás no puede acercarse.

Tomado del Libro: La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús
Dictados de Jesús a Marga
MargaLaVerdaderaDevoción


14-05-2007

Virgen:
Marga… ¡Marga…! Ven, ¡ven!

  ¡Oh, María… qué tiempos, qué confuso! La peor                  confusión es contigo mismo, en tu interior.

Sí… permito que vosotros paséis las pruebas a que someto a vuestros hermanos.

Vosotros estáis en el mundo sin ser del mundo. El mundo se convulsiona antes de su renovación. Se convulsiona antes de que Satanás sea expulsado de él. No le tengáis miedo. No temáis a Satanás, porque vosotros estáis protegidos. Temedle sólo si salís del Refugio, porque entonces sois una presa fácil y predilecta para él. Os busca como su mejor bocado, porque hincando sus fauces en vosotros, mata a un gran número de hijos míos a la vez. Vosotros sois mis predilectos, ¡sois mis predilectos! Yo no dejaré que consiga mataros, pero otros muchos de mis hijos serán perdidos para la Vida Eterna. Mirad que Yo derramo Lágrimas de Dolor por esto.

Hija mía, los Ángeles de la guarda están abandonando a vuestros hermanos.[1] Nos piden dejarles. Se tapan los rostros con las manos ante su comportamiento. No pueden resistir estar a su lado porque no les proponen nada bueno. Sus obras son de muerte, de muerte, de muerte… no quieren aceptar la vida.

¿Pueden volver a servirles si se convierten?

Sí. Y lo hacen así si esto sucede.

¿Y si no tienen al Ángel?

El alma queda sin ayuda merced el demonio.

Hija mía, otros Ángeles del Cielo han descendido a la tierra a luchar con vosotros. Os ha sido dada más protección para estos tiempos. Mi ejército de los hombres lucha junto con los Ángeles en la tierra para vencer al mal y al Maligno con su ejército de demonios.

Mirad, tenéis mucha ayuda. Os ha sido dada porque los tiempos arrecian en su dureza.


17-05-2007

Virgen:
El Camino que debéis emprender ahora es un Camino de Cruz. Esa Cruz es de Alegría. Porque veis que están prontos los días, y se acercan, de vuestra liberación. ¡Alegraos y regocijaos! El Señor está próximo a venir. Se acercan los días, y en ellos estamos, de la Purificación. La Gran Purificación de la tierra, del hombre sobre la tierra. Permaneced muy unidos y todos en el redil. Afuera está el Lobo, hambriento, que busca el menor descuido de la oveja para hincarle el diente y, a grandes dentelladas, destrozarla.

No por eso tenéis que tener miedo a salir afuera y tratar con la gente para atraerlas a Mí. No estoy diciendo esto.

El Sagrado Corazón de Jesús es el Monte donde está mi Refugio, mi Inmaculado Corazón. Subid a este monte y permaneced en él. Es el Monte Carmelo. Vida de ascensión y sacrificio, de oración constante y contemplación, la más subida. Es la Vía Dolorosa, porque Yo he querido venir a compartir con vosotros vuestro camino al Calvario. La Madre Dolorosa está con vosotros: meditad en la Pasión de Jesús. Porque la Pasión es vuestras vidas. La Pasión se ha convertido en vida diaria. ¡Pero no quiero que sea una Pasión triste! ¡Vosotros sabéis que ha Resucitado y que os resucitará juntamente con Él! Sabéis que a su Iglesia, ¡Él la resucitará!

Queridos, se acerca el momento más cruento de la Pasión para vuestra Nación Española.

Mamá, ¿es más cruento que la guerra civil?

Sí. ¿No ves al ser humano lleno de más odio y el odio extendido por doquier? El odio es mayor que en el 36. Porque de donde se expulsaron siete demonios, si no se está atento, vienen a invadirles siete más.[2] Es más cruento y mayor el odio porque hay demonios viviendo entre nosotros. No son sólo hombres. Observa los arrebatos de violencia imposibles de controlar. No es más la persona, para venir a ocupar su lugar Satanás.

María, pero ante esto Tú no nos puedes dejar solos.

No os dejo solos. No lo hago. Conmigo estáis. Estáis con los Ángeles y Santos de hoy,[3] con las Almas del Purgatorio, estáis con Dios, en definitiva, con su Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Observa, observarás y miraréis aterrados cómo hombres se matan entre ellos. No me refiero sólo a guerras. En lo cotidiano. La persona aparentemente normal, pero entregada a Satanás, dominará por el odio y la violencia a otros.

¿Y nosotros? ¿Qué hacemos?

Mirad: no salgáis a la calle nunca sin un objeto bendecido. No estéis ni un minuto en pecado mortal y limpiad muy a menudo vuestros pecados veniales, corregid vuestras faltas. En vuestras casas tened los objetos bendecidos y el agua bendita. Hay asaltos de Satanás. Derrotadle así Conmigo.

Invocad mucho a San Miguel cuando tengáis esa especie de parálisis para hacer las cosas santas y la Voluntad de Dios. Satanás envuelve con una especie de acedia y amodorra a la hora de emprender vuestros deberes y la oración.

Si vosotros tenéis algún ataque de estos, sacad el crucifijo, sacad el Rosario: Satanás no puede acercarse.

Mamá, veo peligro hasta el ir por la calle.

Sí lo será. Vosotros estáis marcados con la Cruz. No lleváis la señal del Anticristo.

Entonces no podremos ni salir.

No, no… eso no es lo que quiero. Lo que quiero es que estéis prevenidos y os protejáis. Lo que quiero es que no temáis. Que os sepáis protegidos. No tengáis miedo aunque veáis que todas estas cosas suceden. No, no os quiero temerosos. No…, no…, no…, no.


Jesús:
Querida hija de mi Corazón de Padre, Corazón de Amor.[4]

¡Oh, Jesús! ¡qué ganas tenía de verte!

¡Oh, querida hija! Yo me estoy manifestando a todos. Aun los más reacios tendrán una manifestación Mía imposible de dudar. A todos les doy una oportunidad. A todos me manifiesto hoy como lo que Soy: Corazón (Amor). Así que, no te preocupes por eso. Todos tendrán su oportunidad.

No temáis. Está cerca vuestra Liberación.[5]

Se van a suceder todas estas cosas horribles y os quiero a cada uno trabajando en su puesto. Poniéndome a Mí por encima de amores, amistades, materialidades… todo podéis perderlo, salvo a Mí. ¿No sabéis que Yo puedo hacer de estas piedras alimento para el hombre? Nunca os faltará de nada. A cambio Yo os doy mi Protección, el Malvado no podrá nunca tocaros. Lucharéis contra él y lo derrotaréis, librando de sus fauces aún a vuestros enemigos. Sois exorcistas para vuestros hermanos. No temáis.

Jesús, ¿de qué clase es la guerra de España?

No es una guerra propiamente dicha de unos contra otros, sino de todos contra todos, es un caos de la sociedad. Es un caos también de la naturaleza y sus elementos. De la Iglesia y sus basamentos. Es una confusión. La ruina máxima.

Tú tienes miedo al demonio, pero al demonio no debes temerle, porque eres mía. Tampoco debes presentarte ante él ingenua. Tú sabes qué debes hacer y, haciéndolo, ¡nada que temer!

¡Oh, malvada generación culpable que pervertisteis a vuestros hijos![6]Recibid ahora vuestro castigo y cosechad lo que sembrasteis.

________________________

[1] A los hombres en general.
[2] Cfr. Lc 11,24-26; Mt 12,43-45.
[3] Los Santos que hoy están en el Cielo, que son más que antes.
[4] Irrumpe suavemente mostrándote su Amor.
[5] Lc 21,28.
[6] Se está refiriendo a los que eran jóvenes en los años 60. Parece ser que de ahí viene el mal.

Sitio Oficial de La Verdadera Devoción al Corazón de Jesús. Libros Rojo y Azul:
http://vdcj.org/

Dictados de Jesús a Marga publicados en esta página:
https://aparicionesdejesusymaria.wordpress.com/tag/dictados-de-jesus-a-marga/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s