La belleza del alma la que se ve después de que vosotros pasasteis un tiempo en la Tierra, ayudándoMe en la conversión de las almas

 Mensaje de Dios Padre a J. V.

Primer Misterio. Habla Dios Padre.

Sobre: Os daréis todavía más por vuestros hermanos, os he ido preparando para que, en los momentos de Purificación, vosotros mantengáis la paz, y os podáis dar mayormente a vuestros hermanos.

 

Hijitos Míos, vosotros, desde pequeños, en preparación para vuestra Primera Comunión, se os habló de la Resurrección de las almas, que son momentos bellos en que el alma regresa a su Creador.

 

Mis pequeños, es la belleza, la belleza del alma la que se ve después de que vosotros pasasteis un tiempo en la Tierra, ayudándoMe en la conversión de las almas y, es Mis pequeños, a través de vuestro ejemplo, de vuestra palabra, de vuestro amor, que es Mi Presencia en vosotros, como ayudáis a las almas a ésa resurrección.

 

Ciertamente, la Tierra es un tiempo de crecimiento espiritual, es un tiempo en que vosotros vais a ayudarMe con vuestros hermanos y, a la vez, estáis siendo hermanos con Mi Hijo, Jesucristo. Cuánta belleza y cuánto amor vosotros dejáis, pero, también, de ellos os llenáis, porque nadie puede dar lo que no tiene.

 

Las almas, cuando llegan a Mí, las que se llenaron de Mí y lo dieron todo a sus hermanos, llegan ante Mí, con un gozo inmenso, porque van a conocerMe, por fin, a Quien tanto predicaron a sus hermanos. La Fe, os hace vivir, desde la Tierra, la alegría de estar Conmigo, aunque, ciertamente estoy siempre con vosotros, especialmente cuando vosotros Me dais a vuestros hermanos. Las almas que están llevándoMe a sus hermanos, gozan tremendamente pero, su gozo mayor, es el que esperan al final de su existencia: resucitar ante Mí, a la Gracia eterna, y ése debe ser el momento que debéis esperar todos vosotros, llegar ante Mí con las manos llenas, con las manos llenas de amor y, sobre todo, con todas las almas a las que vosotros ayudasteis en su conversión, para su salvación eterna, para que ellas, también, puedan resucitar. Son momentos grandes, momentos bellos, momentos Divinos, en donde las almas Me van a encontrar y vaMos a gozar,  ¡vaMos a gozar eternamente!

 

Estos son los momentos, Mis pequeños, en que podréis darMe muchas, muchas almas, momentos que van a ser difíciles para la Tierra y para el Universo entero.Os daréis todavía más por vuestros hermanos, os he ido preparando para que, en los momentos de Purificación, vosotros mantengáis la paz, y os podáis dar mayormente a vuestros hermanos.

 

Satanás, ciertamente, estará atacándoos, para que vosotros no deis lo que debéis dar, pero no os preocupéis, Mis pequeños, la paz que viene de Mí, estará en todos vosotros, a pesar de que los acontecimientos, a vuestro alrededor, sean terribles. No os preocupéis, Mis pequeños, satanás no os podrá hacer daño, porque vosotros, estáis Conmigo.

 

Os Bendigo, Mis pequeños, y pedidMe, pedidMe, constantemente, que la Luz del Espíritu Santo esté con vosotros. Os amo, Mis pequeños y espero pronto vuestra resurrección en el Reino de los Cielos.

Gracias, Mis pequeños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s