ORACION CONTRA LOS PECADOS DE LA CARNE.

Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo a Bernabé Nwoye, en Nigeria…
En Julio de 1995, a la hora de la Divina Misericordia (15:00), Nuestro Señor llamó por primera vez a Bernabé Nwoye, siendo un adolescente de 17 años de edad, en Olo, Estado de Enugu, Nigeria. Nuestro Señor le reveló a Bernabé la Devoción a la Preciosísima Sangre, la cual es el arma de los últimos tiempos para que todos Sus hijos se preparen para los acontecimientos venideros.
28 de julio de 1998                         Hora: 9 pm
Lugar: Capilla de la Novena, Olo, Nigeria
 
EL PESO DEL PECADO ESTA DOLIENDO INMENSAMENTE EN MI SAGRADO CORAZÓN.
 
Durante nuestra novena de oración, tuve la visión de nuestro Señor Jesucristo siendo despojado de Su vestidura. Los soldados lo sostuvieron mientras le quitaban Su vestidura a la fuerza. La multitud se burló de Él con todo tipo de malas palabras. Nuestro Señor estuvo desnudo delante de una gran multitud. El aguantó lavergüenza y la desgracia.
 
Después de un rato, la visión se desvaneció y una nube bajó y cubrió todo el lugar. Luego, allí apareció el Santo Rostro de Jesucristo en gran agonía. El calmadamente dijo:
 
“Hijos Míos, el peso del pecado está doliendo inmensamente en Mi Sagrado Corazón. Yo soy el Agonizante Jesucristo a quien continuamente le despojan de Su vestidura y lo exponen a la vergüenza pública. Yo los llamo, vengan y consuélenme.
Hijos Míos, oren mucho por Mis jóvenes para que regresen a Mí. Oren para que ellos tengan temor de Dios y por su salvación. Miren, muchos se perderán por los pecados de la carne.  La fornicación y el adulterio han arruinado a la Iglesia. Hijos, vean como los hombres están por cambiar el nombre a la fornicación y al adulterio. Algunos de Mi pueblo usan esto como pan diario. Ellos no pueden vivir sin fornicar ni cometer adulterio. De la misma manera, el número de inocentes, niños no nacidos, se multiplica y aumenta. 
Hijos, todo esto duele enormemente en Mi Corazón y aumenta Mi agonía. ¿Sabían ustedes que Yo fui desnudado en frente de todos los hombres para que ustedes combatieran y vencieran el deseo de la carne que los lleva a este pecado de la fornicación y adulterio? ¿Sabías hijo Mío, que sufrí la vergüenza y la desgracia para que tu pares de pecar? Yo perdí toda Mi vestidura para que tú detengas los pecados de la carne. Pero tú me recompensas con la inmoralidad.
Yo he venido a salvarte. Ustedes son Mis hijos e hijas.  Yo los amo.  Yo los protejo en contra de su enemigo.   ¿Por qué Me están haciendo todas estas cosas a Mí?  Por su bien, Yo le ofrecí esta oración a Mi Padre:”
 
ORACIÓN EN CONTRA DE LOS PECADOS DE LA CARNE.
 
“Padre Santo y Misericordioso, Tu Hijo Unigénito está parado desnudo a la vista de todos los hombres, para que Tu pueblo conozca y tema Tu Santa Ley. Acepta mi humilde oración por todo Tu pueblo que vive en iniquidad, fornicación y adulterio, para que por toda la vergüenza y desgracia que soportó Tu Unigénito Hijo, Tú toques sus vidas para que se arrepientan y se salven. Que ellos, a través de la Sangre Preciosa de Tu Hijo Jesucristo, la cual ruego caiga en sus corazones, ganen arrepentimiento y sean salvados.  Que por la vergüenza de Tu Hijo, los lleves a un profundo arrepentimiento. Amén.”
 
“Hijos, Mi adversario usa este pecado para reclamar a todos los hombres como suyos. Yo los llamo a que trabajen arduamente y salven a su gente. Digan esta oración y enséñenla al mundo. Cualquier pecador, que continuamente rece esta oración, ganará verdadero arrepent

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s