rosario en honor a mi llaga mas dolorosa. la llaga de mi hombro (libro dejate amar) jesus. fabiana corraro.

05-11-94

J. Hija mía, escribe el “Rosario en honor a Mi llaga más dolorosa: la llaga de Mi hombro”. Te la mostré y cómocargaba el madero. Todos deben saber cómo fue y venerarla porque realmente he sufrido el peor dolor con ella.
Todo lo que pidan en su honor será concedido. Hazlo saber. Mi gracia acompañará las palabras, hija tan amada de Mi Sagrado Corazón.
No tardes pues tengo sed de almas. Arde en Mí el Fuego de Mi Amor y antes de la Justicia quiero derramar Mi Misericordia.
Sabes que el tiempo apremia y a Mi regreso quiero encontrar el mundo sembrado de flores. No tardes y
comunica a tu director espiritual. Mi gracia te acompaña.
F. Una noche yo estaba rezando en mi cama y entré como en una especie de sueño, que en realidad no sé si fue un sueño o una visión porque no me quedé totalmente dormida, sino muy consciente. Fue cuando vi a
Jesús cargando el madero.
Él me dijo entonces: “Ves Mi hombro, es el dolor físico que más sufrí. El madero arrancó Mi carne, entonces tuve que cargarla sobre Mis huesos. ¿Quieres llevar Mi llaga?” (Yo le contesté con mucho miedo y horror que todavía no, más adelante tal vez).
(También me dijo que debía recurrir a ella y usar los méritos que valieron su cruel sufrimiento. Porque Él sufrió porque nos ama demasiado).
J. Los hombres son unos tontos porque no recurren a Mí y a los méritos de Mi dolorosa pasión. Cuando estaba en la Cruz debía hacer más fuerza con el hombro contrario para resistir un poco el dolor del hombro
donde tenía la feroz llaga.
También pensaba en todos ustedes y en ti, hijita mía, que por tu intermedio muchas almas volverían a Mí, esto consolaba un poco Mi amargura y aliviaba Mi dolor.
Si hubieras estado ahí, hubieras calentado el corazón de Mi Madre. Ella sufrió
tanto, pobrecita… Ahora estás aquí escribiendo para Mí y en verdad te
recompensaré con creces.
Una vez te dije que tu mayor dolor será saber que no todos se salvarán y tu
impotencia. El hombre es libre. Conserva la calma pues tu Amigo no te abandona y las contrariedades son secundarias. Mi obra de Amor triunfará. Trabaja para Mí.
Te daré la gracia necesaria. Piensas en “X”, no te preocupes, pasará a ser un
manso corderito de Mi rebaño.
Eres la pregonerita de Mi Amor, y no conocerás felicidad en otra cosa.
Hijita, derramo tantas gracias sobre ti…
Nada debe ser desperdiciado.

A las 15 hs.
J. Hijita, quiero llegar a través tuyo a todos los ambientes, pero preferentemente a aquellos donde reina el pecado y la mentira. Son los pecadores los que más me necesitan. Te necesito y debes dejar que te use para llegar a ellos. Es la última oportunidad antes de la Justicia. Estoy y estaré escondido detrás de tu pobre humanidad. Respirarán Mi santidad en ti, allí donde sólo hay podredumbre de pecado. No temas porque Yo actuaré. Me basta tu entrega desinteresada. Es la misión que te encargo. Derramo sobre ti toda la Gracia
necesaria para seguir adelante.
F. Jesús, tengo miedo y estoy molesta.
J. Quédate ahora descansando sobre Mi Corazón.
F. Jesús, pienso en mi muerte.
J. Para ti no habrá muerte, habrá vida.
F. No entiendo.
J. Será un abrazo con tu Amado. Llegará un momento en que desearás ese instante. Una vez te mostré como será, y no comprendías aquella visión, ¿te acuerdas?
F. Sí, me acuerdo: estaba vestida de blanco, con una coronita de rosas blancas en la cabeza y entraba al
cielo para abrazarte. También miles de ángeles bordeaban el camino y cantaban alabanzas al Esposo que iba a desposarse conmigo.
Gracias Jesús por regalarme este pasaje: Judit 13, 18.
Jesús, quisiera conocer a Margarita.
J. Ella querrá conocerte a ti.Yo humillo, pero luego exalto. ¿Quién podrá prohibir que me manifieste a través de una pequeña criatura como tú?
El Rosario en honor a la Llaga de Mi Hombro debe rezarse así:
En las cuentas del Padrenuestro (grandes): “Padre Celestial, te ofrezco la llaga del hombro de Tu Divino Hijo Jesucristo en expiación de nuestros pecados y los del mundo entero”.
En las cuentas chicas: “En honor a la llaga de Tu hombro y por sus méritos, Jesús y María os amo, salvad las almas”.
Todo lo que pidan en honor a Mi Llaga será concedido.
En las tres últimas cuentas rezar un Padrenuestro y tres Avemarías en honor al dolor de Mi Madre causado por verme sufrir tanto, y en honor a Su Corazón Inmaculado dolorido por tanto pecado.
Esta coronilla ofrezco a la humanidad, principalmente a Mis hijos pecadores, y pido a las almas piadosas que la recen con mucha fe y confianza para la salvación de Mis pobres descarriados. ¡Tengo sed de almas!

About these ads
Deja un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.108 seguidores

%d personas les gusta esto: