Lucifer, este ángel caído, era en el Cielo el más bello de los ángeles

María: Las almas en el infierno conocen tormentos tan horrorosos que ningún ser
humano puede imaginárselos. Los dolores que Satanás les hace sufrir son tan crueles, tan impensables que sobrepasan muchísimo lo que el hombre puede imaginarse como torturas. ¿Pueden ustedes imaginarse el odio que Satanás tiene contra
sus almas? Él que fue lanzado fuera del Reino de Dios no tiene mas acceso al Cielo
y, ustedes que tienen el pecado original en su interior desde su nacimiento, tienen
derecho al Cielo porque la Sangre Preciosa de mi Hijo los ha purificado. Su rabia
contra esta purificación es tan fuerte que fulmina contra ustedes. Lucifer, este ángel
caído, era en el Cielo el más bello de los ángeles; él habría podido inclinarse para
adorar al Hijo de Dios hecho hombre, pero cuando supo que el Hijo de Dios debía
nacer de una humana, su rebeldía fue inequívoca; y ustedes, ¡ustedes son humanos!
Desde ese momento, él fue precipitado al infierno, desde entonces él no puede ir
hacia Dios Padre, el Esplendor de sus días. Sí, él vio el Esplendor ante sí mismo,
¿creen que lo puede olvidar? A causa del Hijo del hombre, él no puede nunca más
contemplar la Majestad de Dios Padre que le daba tanta felicidad, el Altísimo, que
había hecho de él uno de los ángeles más bellos. Dios Hijo vino a la tierra tomando
cuerpo humano para salvarles de sus garras; pero si su alma va al infierno, ¿creen
que él la va a dejar que muera tranquilamente hasta que este muerta eternamente?
¡Ah mis hijos, si ustedes vieran todas las torturas que Satanás ha inventado para
hacerla sufrir, ustedes con su voluntad humana, morirían de solo escucharlas.
Mis hijitos, si ustedes han descuidado sus gracias, corríjanse rápido, es su Mamá de
amor que se los pide con mucha insistencia. Yo se los suplico, escúchenme, ¡es
urgente! Les recuerdo de cuidar su casa que está bajo su propia responsabilidad.
¡Los amo tanto! No sean descuidados. Hijos míos, recen para tener la fuerza de
cerrar la puerta al intruso, ¡él es tan astuto! ¡Tengan cuidado, él los hechiza! Mamá
María les pide hacer oración, de ir a confesarse y a la misa; hagan penitencia
haciendo actos de humildad y hagan sacrificios privándose de cosas inútiles que les
perjudican, ustedes verán que su casa estará cerrada para este ladrón de gracias. Yo
los amo. Alaben a mi Hijo y se encontrarán en sus gracias.

About these ads
Entrada anterior
Deja un comentario

1 comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.612 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: