HIJOS LA JUSTICIA DIVINA ES IMPLACABLE E INEXORABLE.

MARÍA MADRE DE LA HUMANIDAD SEÑORA DE TODAS LAS NACIONES
JUNIO 01 DE 2011 9:30 A.M.

LLAMADO URGENTE DE LA VIRGEN A LA HUMANIDAD

Hijitos, que la paz de Dios Alt ísimo esté con vosotros.

Los días del reinado de mi hijo están cerca; congregaos en torno a Mí; aferraos a mi Corazón Inmaculado; no os desprendáis, yo seré vuestro refugio y amparo en estos días de tanta oscuridad. Hijitos, no temáis, ni os dejéis llevar por el pánico; sabed que yo estoy con vosotros guiándoos y mostrándoos el camino que os llevará a mi Hijo y a su Jerusalén Eterna.

Hijitos míos, voy a empezar a manifestarme en diferentes lugares de la tierra, haciendo llamados a la conversión; serán mis últimas apariciones antes de que llegue la Justicia Divina; ningún mortal podrá refutar mis apariciones, pues serán nítidas; me manifestaré como la Madre de la Humanidad, Señora de todas las Naciones, para despertar a los incrédulos y tibios de corazón, haciéndoles un llamado para que vuelvan a Dios y se aparten del mal camino; entended pequeñitos que vuestro Padre y Madre Celestial no quieren la muerte del pecador; yo vuestra Madre sufro por vosotros mi niños rebeldes; ¿hasta cuándo vais a tener cerrados vuestros corazones al Dios del amor y de la vida?. Mirad hijitos que todo está ya consumado; no seáis tan tercos y duros de corazón, volved a Dios hijitos, lo más pronto posible; convertíos y dejad de pecar; acordaos que el pecado ofende a mi Padre, el pecado os aparta de Él; no sigáis dándole la espalda a su Santo Espíritu; mirad que vuestro tiempo ha llegado a su fin y que el castigo de Dios para los impíos está por comenzar.

Hijitos, la Justicia Divina es implacable e inexorable; por lo tanto recapacitad y retomad cuanto antes el sendero de la salvación antes de que sea demasiado tarde. Hijitos rebeldes, yo vuestra Madre os amo aun sabiendo que vosotros no me amáis; yo seguiré intercediendo por vosotros ante mi Padre, para ver si en el último segundo os arrepentís y volvéis a Él; sabed pues hijitos míos, que están próximas mis últimas apariciones; mi deseo es congregaros en un solo rebaño para preparar el regreso triunfal de mi hijo y establecer en la tierra el reinado de nuestros dos corazones.

Que la luz de mi Corazón Inmaculado os guíe a mi Hijo.
Soy vuestra Madre: María Madre de la Humanidad, Señora de todas las Naciones.

Dad a conocer mis mensajes hijos míos, a todas las naciones.

Enoch. http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org

About these ads
Deja un comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.612 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: