MARIA SIMMA HABLA SOBRE LOS MINISTROS DE LA EUCARISTIA. LIBRO SAQUENNOS DE AQUI.

24.- Las almas del púrgatorio de dicen a la alemana María Simma que el pecado por el cual tienen que sufrir mas, tanto los vivos como ellas, es por la Comunión en la mano. Simma relata el siguiente caso al responder a esta pregunta:

 

¿ Han dicho las almas algo acerca de los ministros de la Eucaristía ?

 

Si. En condiciones normales, solamente las manos consagradas de los sacerdotes pueden distribuir la Comunión. La Ley de la Iglesia dice que debe hacerse así salvo que haya “circunstancias extraordinarias”, como ser que el sacerdote estuviera en reposo.

“Extraordinarias” no se refiere a la diferencia entre que los fieles deban esperar dos minutos en lugar de diez para recibir la Comunión. Siempre debemos prepararnos en oración para recibir a Jesús, y las personas o sacerdotes que insisten en hacer todo lo más rápido posible no saben el privilegio enorme y la fuente de gracias y de protección que obtenemos al recibir a Jesús.

 

Si alguien necesita pruebas de que los ministros de la Eucaristía, en la forma apresurada en que  se los consagra hoy día, no se encuentran entre los deseos de Dios puedo contar la siguiente historia sobre algo que ocurrió muy cerca de aquí hace poco tiempo.

 

Falleció un día una mujer que repartía  la Comunióny que guiaba a muchas otras mujeres a que obraran igual. No la conocía bien, pero había escuchado mucho acerca de ella. Antes del funeral, el cajón estaba abierto para que se despidiera la familia y los amigos. Pasada cierta hora predeterminada se cerró el cajón. Pero antes de que hubiera transcurrido una hora, un pariente cercano llegó tarde y le pidió al sacerdote a cargo que por favor lo abriera brevemente para poder despedirse de la difunta al igual que el resto. El sacerdote cedió y con una o dos pérsonas presentes, levantó la tapa y miro adentro. El pequeño grupo vio algo que no era lo que habían visto un rato antes. Las manos de la mujer se habían vuelto de color negro. Este signo, para mí, como para el resto, fue la confirmación de Dios de que las manos no consagradas no pueden distribuir a Jesús durante la Comunión. Por otro lado, el comienzo del llamado “altar de las personas” deleita a satanás. En el tabernáculo, que debería estar siempre en el centro de la Iglesia, se encuentra Jesús. Al dar vuelta al altar sucedieron varias cosas. Para empezxar la concentración de los fieles en Jesús se disipó por tener la cara del párroco entre medio; y la cara, copmo todo el mundo sabe, es el punto de comunicación más fuerte entre las personas. Solamente durante la Homilía deberían las personas concentrase en el párroco, en sus palabras y en su cara. Al dar vuelta al altar se le dio un lugar secundario a Jesús,  y esto resultó en que se lo dejara a un costado y luego por último, como sucede hoy en día en muchas iglesias, totalmente afuera, en un ala separad o hasta en una habitación totalmente separada. Precisamente esto es lo que satanás tenía en mente desde el principio: deshacerse de Jesús.

About these ads
Deja un comentario

4 comentarios

  1. gracias a Dios que veo que muchas personas sabemos lo grave que es recibir a jesus eucaristia de cualquier manera y mucho menos en las manos yo pido perdon al señor cuando repartia la comunion ya que no tengo ningun derecho de coger a mi SEL
    ÑOR con las manos ahora se que es solo el sacerdote y asi lo enseño a los niños enn castwequersi sy y a todo el que tengo oportunidad de hacerlo, no me puedo callar estas verdad gracias por expandir este mensaje verdadero a todo el mundo. anna manizales colombia

    Responder
  2. LA GRACIA SANTIFICANTE
    Es un don sobrenatural de Dios, que se adquiere por el Bautismos cristiano, y es la Vida Divina en el Alma cristiana, para que por ella la persona pueda vencer las malas inclinaciones que le llevan al PECADO, pueda hacer la voluntad de Dios y ganar la VIDA ETERNA, Sin ella y sin Mi, Jesús, no podéis hacer ninguna obra buena con merito para la VIDA ETERNA, y no podéis vencer el mal y el pecado, dentro y fuera de vosotros (Juan 15,5). El Alma la pueden perder por el PECADO MORTAL, pero la pueden recuperar por la penitencia y el sacramento de la Reconciliación.

    Esta GRACIA SANTIFICANTE la puede AUMENTAR el alma por la frecuencia de los sacramentos, en especial de la penitencia (Confesión) y la Santa Comunión de mi Cuerpo y mi Sangre Sacramento en la Eucaristía, y así AUMENTAR GRADOS DE GRACIA Y DE GLORIA inefables,

    De aquí, la gran DESGRACIA para millones de almas que toman la Comunión en la mano, porque poco a nada avanzaran en la vida espiritual cristiana, a lo más podrán mantener la constancia y un tibio fervor en las prácticas, pero no grados de gracia y de Gloria y un progreso espiritual. La Comunión en la mano es como una tisis para la almas y para la fe en mi Iglesia, y Yo, Jesús Sacramentado, no puedo hacer nada, les he dado el poder administrarme a mí pueblo, y ellos se lo están dando a quienes les parece, cuando se den cuenta tendrán que llorar Conmigo. Si alguno me ama, guardada mis palabras y hará REPARACION con esas dos ORACIONES (1) que os he dado para ello, ya que la mayoría de Ministros y fieles no se corrigen ni le dan importancia. Pero en mi Reino de la Paz seré escuchado y amado, esperadme hijos míos, debéis desear mi Venida Gloriosa e Intermedia y decir: “¡Ven, Señor Jesús!, muchas veces.

    Hijos míos todos sois pecadores y todos pecáis hasta el más justo, pero la PENA TEMPORAL que merecen vuestros PECADOS, aun los perdonados en la Confesión y después de haber cumplido la Penitencia ordenada por el Confesor, que hoy los modernistas y protestantizados no le dan importancia, se puede ir PAGANDO PURIFICANDO Y REPARANDO con la CONVERSION a mi Evangelio, llevando una vida cristiana devota y santa, cumpliendo los DIEZ MANDAMIENTOS y la VOLUNTAD DE DIOS…, pues estando en GRACIA DE DIOS todas vuestras oraciones, Misas, indulgencias, jubileos, trabajos, penas y alegrías, enfermedades y dolores, fríos y calores, penitencias y ayunos, buenas obras y limosnas y mas, todo vale y son méritos a la hora de “DESGRAVIAR” la PENA TEMPORAL que merece vuestra alma por vuestros pecados, en el momento de vuestro JUICIO PARTICULAR ante Dio, a la hora de la muerte. Con esto comprenderéis lo importante que es vivir en Gracia.

    Os tengo que hablar así, con palabras de hoy, para que me entendáis mejor en estas cosas espirituales, que son de vital importancia conocerlas, hijos míos, y que poco o nada se enseñan hoy en mi Iglesia, pero es pura Doctrina Católica.

    *************

    (1) ¡”Señor, perdón, conversión, Luz y Misericordia, para los que dan y toman la Santa Comunión en la mano”!

    ¡”Cuerpo y Sangre de Jesús y María, os quiero, os amo y os adoro, y os pido perdón y Misericordia por tantos sacrilegios”!

    DADO A ANTONIO DE SEVILLA ESPAÑA

    Responder
  3. Sibelys Barsallo

     /  23 noviembre, 2011

    Dios les Bendiga, soy de Panama, y aca en Panama estoy buscando ese libro Saquennos de Aqui, y no hay por ningun lado, por favor alguien podria ayudarme a cnseguirlo , si se puede poner en contacto conmigo, muxas gracias

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.476 seguidores

%d personas les gusta esto: